Home / Restaurantes / Cenar en Praga

Cenar en Praga

El ambiente y la calidad del servicio varían de restaurante en restaurante. La mayoría de los camareros habla al menos un poco de Inglés, si bien las nuevas generaciones son quienes manejan mejor este idioma. De todas formas, no te hará mal aprender algunas palabras del dialecto local ya que podría resultarte muy útil en el momento de ordenar la cena y seguramente será un detalle que los camareros apreciarán.

Además de los restaurantes de estilo tradicional, también encontrarás otros que se pueden incluir dentro de las siguientes categorías:

Vinarny – se trata de enotecas que, aunque poseen una buena lista de platos, se concentran fundamentalmente en sus excelentes vinos. Usualmente su interior es acogedor e íntimo con una decoración bastante clásica que presenta elementos particulares de la Praga histórica esparcidos aquí y allá.

Pivnice o hospody – se trata de restaurantes más similares a un pub o a una taberna que normalmente ofrecen una selección limitada de platos, casi siempre a base de carne. No obstante, lo que les falta en alimentos lo compensan con una cerveza de elevada calidad y un ambiente informal, bastante parecido al de cualquier otro pub del mundo. 

Kavarny – se trata básicamente de cafés y son el sitio perfecto para detenerse en el camino si se desea comer algo ligero como un pastel o algún snack. Algunos incluso sirven platos calientes. Por supuesto, en la ciudad también existen otros locales donde se puede comer, como los numerosos Fast Food.

Cenar en Praga

Fumar es una costumbre extremadamente común en la República Checa por lo que te será muy difícil escapar del humo independientemente del restaurante al cual entres, a menos que sea un día soleado y decidas cenar en uno de los restaurantes que poseen una terraza externa. En los días más convulsos no es inusual que los comensales se acomoden en la misma mesa junto a las otras personas – no te asustes, se trata de una costumbre bastante común. Vale aclarar que las leyes contra el humo han intervenido para obligar a los dueños de los locales a ofrecer una zona para no fumadores separada de la sección para fumadores.

Uno de los detalles que siempre deberás controlar es la carga oculta que los restaurantes usualmente añaden a la cuenta y que puede variar entre los 50-100 CZK (2-4 Eur.) por persona. Algunos locales debitarán el uso de los condimentos y en otros te dejarán los aperitivos en la mesa sin que los hayas pedido y sin mencionarte que no son gratis. Al mismo tiempo, en los pubs verás dar vueltas a los camareros  con bandejas llenas de tragos cortos – es mejor estar atentos porque no son gratis, si bien normalmente tienen un precio bastante reducido.

VegetarianosLa situación para los vegetarianos en Praga está mejorando año con año, conforme van surgiendo  nuevos restaurantes veganos y los vegetales frescos están disponibles durante todo el año. La mayoría de los restaurantes ofrecen opciones vegetarianas y veganas. Es bueno saber que aún cuando un plato se describa como sin carne, siempre vale la pena asegurarse de ello. Los vegetarianos deben tener cuidado sobre todo de las secciones del menú llamadas ‘bez masa’ las que, a pesar de que su traducción literal significa ‘sin carne’, su verdadero significado es que la carne no es el principal ingrediente de tales platillos. Para más información, consulta la sección de los restaurantes vegetarianos en Praga.

 

Desayuno

La mayoría de los hoteles sirve el desayuno desde las 6 hasta las 10.30 de la mañana, lo cual le permitirá a los más holgazanes levantarse y comer antes de salir. En dependencia del hotel, el desayuno varía desde una oferta simple que incluye solo pan tostado y mermelada hasta una oferta mucho más amplia. Los hoteles más caros casi siempre ofrecen desayunos más elaborados que incluyen una selección de platos fríos y calientes pero normalmente también los cargarán a tu cuenta. A veces es mucho más conveniente salir del hotel, buscar un café y tomar allí el desayuno.

 

Almuerzo y Cena

Czech FoodLa mayoría de los Checos come los días de semana alrededor de las 19 horas ya que desean acostarse temprano para estar bien despiertos al otro día y poder enfrentar la jornada laboral. Aún así, casi todos los restaurantes de la ciudad permanecen abiertos hasta mucho más tarde ya que el horario promedio de cierre es alrededor de las 22.30. No obstante, durante los fines de semana el horario de cierre se alarga ya que los habitantes de Praga están acostumbrados a salir a cenar sin la preocupación de tener que levantarse temprano al día siguiente.

La mayoría de los restaurantes presentan los menús impresos en la entrada, de forma que tendrás la oportunidad de evaluar lo que ofrecen y optar por lo que más te apetezca. En un intento de atraer la mayor cantidad de turistas posible, gran parte de los restaurantes en la ciudad también suelen tener los menús en Inglés y Alemán. Las principales categorías que encontrarás en el menú son: studena jidla (platos fríos), polevky (sopa), teple predkrmy (entrantes), ryby (pescado), drubez (pollo), hotova jidla (platos principales) y moucniky (dulces). Además de estas propuestas, un número siempre mayor de restaurantes opta por ofrecer un menú fijo para el almuerzo.

Como entrante, podrás deleitarte con una especialidad local: las rodajas de Jamón de Praga. Existen diferentes formas de servirlo: puede servirse relleno de queso y rábano picante, en pequeños bocatas o simplemente picado en rodajas con una guarnición de rábano picante y pepino. Sin importar la forma que adopte, ¡será un óptimo entrante para cualquier menú!

En Praga muchas personas aman la sopa y la consumen lo mismo en el almuerzo que en la cena. Esta normalmente se presenta en forma de un caldo denso que incluye carne, verduras y patatas; si bien a veces se pueden encontrar sopas más ligeras. Uno de los platos más populares es la sopa de patatas con hongos saborizada con zanahorias, cebolla, tocino, col, perejil y especias. En muchas ciudades la sopa se consume como un entrante pero en Praga es considerada como un primer plato.

La carne es el componente principal de casi toda la cocina Checa; de hecho, la mayoría de los platos preferidos contienen una cantidad generosa. El Roast Beef de Praga – una mezcla de jamón, huevo, cebolla y especias – es uno de los platos predilectos, junto al jamón cocido en salsa de ciruelas y goulash. El pollo es igualmente popular y la mayoría de los restaurantes te presentará diferentes platos entre los cuales elegir. Si visitas Praga durante la temporada adecuada, todos los menús de la ciudad te presentarán carne de venado, pato, ganso y jabalí.

La mayoría de los visitantes se percata enseguida de que muchos de los alimentos son servidos con ñoquis, y es que estos son la guarnición tradicional de los diferentes platos Checos. Pueden ser ligeros, hechos solo con pan, o pueden ser más pesados, hechos a base de patatas, pero independientemente de los que encuentres, ¡podrás estar seguro de que le añadirán sabor al plato! Lo mismo vale para las verduras, si bien estas nunca han sido una parte muy popular de la dieta Checa. Generalmente se hierven y después se cocinan una segunda vez por lo que suelen perder su sabor y no son muy incitantes. El plato de verduras más común es el chucrut; es decir, la col cocida en grasa, azúcar y vino. 

En lo que respecta a los dulces, los Checos son definitivamente maestros en este tema. Los dulces preferidos son: el strudel de manzana, la manzana horneada y las albóndigas de ciruela; que se acompañan con una generosa cantidad de crema y se podrán encontrar en casi todos los restaurantes de la ciudad. Uno de los dulces más populares es la palacinka, un pastel relleno con helado (o crema) y frutas.

 La Cocina Checa

La Cocina Vegetariana

Tiempo atrás la vida era particularmente difícil para los vegetarianos de la ciudad pero esto ha cambiado ya que Praga se está convirtiendo en una urbe multicultural. Ahora en la ciudad se puede encontrar cierto número de restaurantes vegetarianos e igualmente, muchos de los restaurantes tradicionales ofrecen en su menú una buena selección de platos vegetarianos.

 

Snacks

Prácticamente en cada esquina del centro de la ciudad se pueden encontrar puestos que ofrecen la posibilidad de comer un tentempié cuando se tiene prisa. Se sirve una enorme variedad de comidas pero una de las favoritas es el panqueque de patata aunque ¡comerlo será una verdadera empresa! Las salchichas asadas, la Wienerschnitzel (escalope vienés) y los bocatas son otras opciones muy populares entre las personas que no tienen mucho tiempo. Si deseas comer algo cerca de donde te alojas, podrás aprovechar uno de los muchísimos Fast Food situados alrededor de Plaza Wenceslao donde se sirven las clásicas hamburguesas que encontrarás en cualquier otra ciudad del mundo. También podrás comprar el helado ya que este se encuentra en muchos puntos de venta.    

 

Bebidas

En la ciudad existe una inmensa variedad de lugares donde podrás beber algo rápidamente y en muchos de ellos también se sirve comida. Como cada calle de la ciudad trazuma un encanto especial, no será difícil encontrar un sitio donde descansar del frenesí de la jornada mientras bebes algo y disfrutas del panorama.

La cerveza Checa es famosa en todo el mundo pero el centro de producción está en la ciudad de Plzen, donde nació la cerveza pilsner. Las personas locales te dirán que no existe ningún otro país en el mundo que produzca una cerveza con este mismo sabor; esto se debe a que en el proceso de producción se usa solo el agua y el lúpulo de la mejor calidad. Algunas de las cervezas más famosas son: Pilsener Urquell, Budvar y Staropramen aunque muchos pubs producen su propia cerveza que casi siempre es de excelente calidad. Recuerda que la mayoría de las cervezas Checas son muy fuertes; por ende, bebe con moderación.

El vino producido en la República Checa es menos conocido que la cerveza pero igualmente vale la pena probarlo para vivir una experiencia nueva. La mayoría de los vinos producidos en la República Checa provienen de Monrovia, que posee un clima cálido gracias al cual se obtiene una uva dulce de sabor muy peculiar. No obstante, muchos de los habitantes optan por una bebida hecha a base de hierbas y conocida con el nombre de Karlovy Vary. También beben la Stara Myslivecka, mucho más fuerte. Además, muchos Checos tienen la costumbre de beber aguardiente después de la cena.

 

La Cocina Checa

En el imaginario popular de cada ciudadano Checo, el plato nacional es el cerdo con col y los ñoquis – ¡es mucho más delicioso de lo que puedes imaginar! Los ñoquis se realizan con diferentes variedades de pan por lo que son ligeros y delicados; mientras que la col se cocina de manera parecida al chucrut por lo que posee un sabor más amargo que se complementa a la perfección con el gusto salado del cerdo. Se trata de un plato bastante graso y difícil de digerir – definitivamente no es un alimento para los fanáticos de una dieta sana – pero es increíblemente nutritivo y saciante. Sin lugar a dudas el acompañante perfecto para este plato es un vaso de una auténtica cerveza Checa.

Otro plato muy popular se denomina smazeny syr y consiste esencialmente en queso frito con migas de pan. Antiguamente este era el único plato vegetariano que se podía encontrar en los restaurantes pero ahora todo ha cambiado debido a la afluencia de turistas en la ciudad.

Las salsas constituyen una buena parte de la comida que consumen los habitantes de la República Checa, entre estas la más popular es el goulash. Se trata de una salsa que normalmente se sirve con los ñoquis pero también se puede encontrar en otras comidas. Otras salsas populares son: la salsa de tomate, la salsa con pepinillos y la crema de verduras.

En sentido general, existe una gran variedad de comidas que son muy apreciadas por los habitantes de la República Checa, muchas de las cuales se pueden encontrar en los diferentes pubs que se sitúan por la ciudad pero siempre deben ir acompañadas con un vaso de cerveza. Algunos de estos platos incluyen la salchicha, el arenque y el salchichón; todos servidos con vinagre. Si todo esto te parece demasiado inusual, recuerda que en Praga también existe un gran número de restaurantes que ofrecen cocina internacional, como los restaurantes Italianos y Mexicanos.

La Cocina Checa

Check Also

Pubs tradicionales checos

Seguramente ya ha escuchado que los checos elaboran alguna de la mejor cerveza del mundo. …