Billetes de Transporte Público

0

El sistema de transporte público de Praga utiliza dos tipos de billetes diferentes – los billetes para los tramos cortos y los billetes para los tramos más largos. Estos billetes se pueden comprar en los distribuidores automáticos (que poseen instrucciones en Inglés y devuelven el resto), en todas las estaciones del metro y en los quioscos. El billete deberá validarse (timbrarse) en la entrada de la estación del metro y sobre el tranvía/autobús para confirmar el inicio del periodo de validez del mismo. Usualmente podrán encontrar a los inspectores vestidos de civil y dispuestos a emitir una multa del monto de 800 CZK (32 EUR) a todo aquel que sorprendan sin el billete o el pase. Los inspectores deberán mostrar un documento que los identifique (un pequeño disco metálico) y dejarles un recibo. Los turistas son el punto de mira más común ya que generalmente no saben que tienen que timbrar el billete.

Estos billetes se pueden utilizar en cualquier tipo de transporte público y permiten la transferencia entre diversas líneas (desde una línea del metro a otra, desde un tranvía a otro) y entre diferentes medios (desde el metro al tranvía, desde el tranvía al autobús, etc.) hasta 30 minutos desde el momento en que ha sido timbrado para los tramos cortos y hasta 90 minutos para los tramos más largos. Los billetes también son válidos sobre el tranvía y los autobuses nocturnos y en el funicular Petřín.

 

Billetes de 30 minutos (tramos cortos)

30min ticket

Adultos: 24 CZK (1 EUR)
Jóvenes 6-15 años y ancianos 60-70 años: 12 CZK (0,50 EUR)
Niños menores de 6 años: GRATIS

 

Billetes de 90 minutos (tramos largos)

Adultos: 32 CZK (1,3 EUR)
Jóvenes 6-15 años y ancianos 60-70 años: 16 CZK (0,66 EUR)
Niños menores de 6 años: GRATIS

*los niños deberán presentar un documento de identidad que demuestre su edad

 

Los pases de corta duración (viajes ilimitados durante el período de validez del billete)

24hr ticket

Muchos visitantes consideran que los pases de corta duración (subscripción breve) son más económicos y mucho más prácticos. Si se utiliza el transporte público varias veces al día, se recomienda adquirir uno. Los billetes diarios o los pases más largos se pueden adquirir en la propia recepción del hotel donde estén alojados, en las mayores estaciones del metro o en los quioscos.

Pase 24-horas: 110 CZK (4,50 EUR) (niños y ancianos entre 60-65 años pagan solo 55 CZK 2,25 EUR)
Pase 72-horas: 310 CZK (13 EUR)

 

Autobús de Traslado del Aeropuerto de Praga – Servicio de traslado compartido a bajo costo directo al centro de la ciudad por sólo €5.

 

Los pases a largo plazo para el transporte

Si permanecen en Praga por un mes o más, adquirir un pase a largo plazo para el transporte público es una buena idea. En la mayoría de las estaciones del metro existen taquillas donde se puede comprar el pase de viaje. Todo lo que necesitarán son dos fotografías tamaño pasaporte y rellenar un pequeño formulario de solicitud. No se preocupen respecto al formulario porque en el caso de los extranjeros todo el proceso se realiza directamente en el ordenador. Un billete trimestral les costará 1.480 CZK (61 EUR) aunque también se puede adquirir un billete mensual por 550 CZK (23 EUR), por el período de cinco meses serán 2.450 CZK (101 EUR) y también se puede comprar un billete anual por el precio de 4.750 CZK (196 EUR). Además, existen pases transferibles por 30 días (670 CZK – 28 EUR), por 90 días (1.880 CZK – 78 EUR) y por 365 días (6.100 CZK – 252 EUR). Los pases transferibles se pueden adquirir sin ofrecer los datos personales por lo que será posible transferirlos a otras personas y ofrecen una fecha de validez inicial seleccionada por el pasajero, en el año.

Si les sorprenden en el metro sin un pase, solo muestren un documento de identidad o el pasaporte y soliciten un billete. Si pueden probar su identidad, saldrán con una multa mínima de tan solo 30 CZK (1,20 EUR) pero tendrán que comprar un billete para la estación del metro I.P. Pavlova, donde deberán pagar y los inspectores verificarán que poseen un pase válido.

 

El transporte gratuito

Los niños desde seis hasta 15 años y los ancianos desde los 65 hasta los 70 años que poseen la ‘opencard’(www.opencard.cz) con la aplicación “Jízdné zdarma”, pueden viajar gratis en toda al área metropolitana de Praga.

 

Abundan los taxis y son relativamente caros. La tarifa oficial de taxis con licencia es de 40 CZK con de cargo fijo (“banderazo”), más 28 CZK por kilómetro y 6 CZK por minuto mientras está en espera. Sobre esta base, cualquier viaje en el centro de la ciudad – por ejemplo, de la Plaza Wenceslao hacia el Castillo de Praga – debería costar alrededor de 250 coronas checas. Un viaje a los suburbios, de acuerdo a su distancia, debe estar entre 200CZK hasta las 400 CZK y hacia el aeropuerto entre 550 CZK y 700 CZK. Para tu tranquilidad puedes reservar un taxi en línea por un precio fijo, o incluso un vehículo de traslados desde el aeropuerto a un precio más económico. Mientras que el número de conductores deshonestos ha disminuido ligeramente en los últimos años, las estafas de los taxistas siguen siendo un problema ocasional, especialmente entre los conductores que se concentran en las zonas turísticas más populares.

 

La Tarifa por Zonas

Los visitantes de Praga no deberán preocuparse por las tarifas de las zonas ya que la tarifa estándar de Praga incluye todos los servicios: metro, autobús y tranvía, así como los servicios externos que se dirigen hacia la periferia, incluyendo el aeropuerto. Solo deberán pagar un extra si se trasladan más allá de la periferia de Praga, hacia los campos adyacentes.

– La metropolitana se encuentra activa desde las 5 de la mañana hasta medianoche

– Los tranvías y los autobuses inician su recorrido desde las 4:30 de la mañana hasta las 00:15 de la madrugada, el servicio nocturno es muy limitado.

 

Venta de Billetes / Formas de Adquirirlos

Los billetes y los pases se pueden adquirir en los siguientes Centros de Información para el Transporte Público:

– Metro/Tranvía/Quioscos de Autobuses en el aeropuerto Ruzyne, Terminal 1 y Terminal 2 de llegadas.

– La mayoría de las estaciones del metro poseen una taquilla donde se pueden adquirir los billetes y los pases.

– Los distribuidores automáticos situados en las paradas ofrecen billetes individuales pero solo aceptan monedas.

– Una extensa red compuesta por quioscos de prensa, hoteles, agencias de viaje, etc. también venden billetes cuya validez es de un máximo de 5 días.

– Con un teléfono móvil y una Tarjeta SIM Checa podrán comprar un billete de 32 CZK (1,3 EUR) tecleando “DPT32” y enviándolo al 90206.

 

Los Distribuidores Automáticos de Billetes

Pueden adquirir los billetes de transporte en los vendedores designados (que incluyen los quioscos de prensa y las recepciones de los hoteles) o en los distribuidores automáticos de billetes situados en cada estación del metro. Los distribuidores y los propios billetes pueden variar en diseño y colores pero siempre se pueden utilizar en cualquier medio de transporte. El distribuidor automático ofrece todos los tipos de billetes.

Instrucciones para utilizar el distribuidor automático de billetes

1) Seleccionar el billete deseado.

2) Si han seleccionado el billete adecuado, entonces opriman el botón ‘výdej’ para confirmar la selección. Si no están seguros, entonces opriman el botón ‘storno’ e inicien el proceso nuevamente.

3) Una vez que hayan confirmado el billete, inserten las monedas en la fisura. La mayor parte de los distribuidores devuelve el resto.

4) Retirar el billete y en caso que corresponda, el resto del dinero, en la ranura grande que se encuentra en la base del distribuidor.

 

Cuando uses el transporte público, se espera que cedas tu asiento a los ancianos y discapacitados.

 

Los billetes vía SMS

En Praga para utilizar el transporte público no es obligatorio comprar los clásicos billetes de papel. Todo lo que tendrán que hacer es teclear un mensaje desde su teléfono móvil y enviar un SMS al número 90206 con el mensaje de texto DPT32. Deben esperar algunos segundos – a veces puede ser necesario hasta un minuto – y recibirán el billete (por supuesto, siempre que posean suficiente crédito en el teléfono móvil). Cuando se encuentren con un inspector simplemente deberán mostrarle la pantalla del teléfono móvil con el número del billete. El precio es el mismo que el de un billete normal de papel: 32 CZK (1,3 EUR) y es válido por 90 minutos. No obstante, este tipo de billete solo se puede comprar si se posee una tarjeta SIM de un operador Checo. A continuación podrán encontrar una lista de todos los billetes que pueden comprar con su teléfono móvil.

DPT32 – billete de 90 minutos por 32 CZK (1,3 EUR)

DPT24 – billete de 30 minutos por 24 CZK (1 EUR)

DPT110 – billete de 24 horas por 110 CZK (4,50 EUR)

DPT310 – billete de 72 horas por 310 CZK (13 EUR)

 

La Validación del billete y la Inspección

El transporte público funciona basándose en la confianza y el honor: se da por descontado que los viajeros poseen un billete. Todos los billetes deben ser validados, lo que significa que la primera vez que lo usen, deberán timbrarlo en una máquina creada con este objetivo de color amarillo que se encuentra sobre el tranvía, en los autobuses o en las estaciones del metro. No es necesario validar nuevamente el billete cuando se cambia de medio de transporte o cuando se inicia un nuevo viaje dentro del periodo de validez del mismo.

Los inspectores se identifican con un distintivo oficial, controlan con regularidad a los pasajeros y están autorizados para emitir multas que ascienden hasta los 1500 CZK (60 EUR) si sorprenden a alguien que no posea un billete válido (la multa se puede reducir a 800 CZK si se paga inmediatamente). También existe una multa de 200 CZK (8 EUR) si no se posee un billete para el equipaje.

Ticket Validation

Taxistas sin escrúpulos. Una de las mejores maneras de evitar que te tomen el pelo, por así decirlo, es el teléfono de una despachadora para que se te envíe un coche. Evita el uso de los coches marcados como “transport’, y los que no tienen la información de las tarifas publicada en la puerta y nunca aceptes “negociar” un precio – los siempre deben tener el taxímetro funcionando. 
Share.


Comments are closed.