Home / COMIDA CHECA

COMIDA CHECA

La Tradicional Comida Checa es una pesadilla para los vegetarianos, un menú a base de carne rica en colesterol acompañada de dumplings (pastas fritas) y servida con grandes cantidades de cerveza. Pregunta a cualquier Praguense acerca del platillo típico y casi todos de inmediato te dirán que es “cerdo, coles, dumplings” (vepřo-knedlo-zelo). Pero si haces a un lado tus nociones sobre la comida sana por unos días, encontrarás que la comida tradicional Checa es muy sabrosa. Este país puede alardear  de algunos productos de muy alta categoría, desde pescado fresco hasta carnes ahumadas o setas silvestres, y los mejores chefs de Praga han comenzado a reinventar la cocina Checa con un toque más ligero e  ingenioso. Hay una gran cantidad de restaurantes para elegir desde la cocina Asiática, Francesa, Italiana hasta la menos conocida cocina Afgana y por supuesto no te olvides de las pubs y restaurantes que ofrecen la clásica comida Checa.

COMIDA CHECA

En honor a la verdad, la comida Checa puede considerarse tan sabrosa o más, que los platillos similares de los países vecinos: Austria y Alemania. Los Checos tienen muchas recetas similares a las cocinas Polaca, Húngara y Alemana.

En general, el estilo Checo para cocinar no es muy compatible con la cocina vegetariana, debido a que mucha de esta comida incluye salchichas de cerdo y tocino. El cerdo está en todos lados, a veces incluso en comidas en las que se considera que no tienen carne. Sin embargo, el entremés favorito en la mayoría de los pub es el smažený sýr (queso frito) libre de carne, que se ofrece generalmente empanizado. Por lo regular lo sirven con papas fritas a la francesa y algo de mayonesa.

Entre los platillos predilectos locales está el řízek (empanizado), a veces de kuřecí (pollo) o vepřоvý (cerdo). En ambos casos se les empaniza y fríe y se les sirve acompañados de una rebanada de limón seguido de porciones de papa y cerdo asado, dumplings y goulash. El cerdo está siempre presente y el nudillo (knuckle) es siempre un triunfo de la simplicidad en la cocina, con una piel crujiente y jugosa, las piezas de carne blanda se desprenden fácilmente del hueso. El nudillo ahumado sabe aún mejor y por lo general se le sirve, con algunos pepinillos pequeños y ensalada. El nudillo se prepara por lo general con cerveza obscura para agregarle un sabor dulce a su piel. Obviamente, esto combina a la perfección con una cerveza fría.

Cerveza Checa

Cerveza Checa. No es tan sólo el hecho de que los Checos disfrutan mucho de la cerveza, sino también de su precio, medio litro es más barato que un vaso de gaseosa (refresco) o una taza de café. Las marcas más conocidas son Plzensky Prazdroj (Pilsner Urquell) y la Budejovicky Budvar (Budweiser), aunque otras igual de buenas son Gambrinus, Krusovice, Radegast, Velkopopovický kozel o Staropramen. Por lo general, la cerne pivo (cerveza obscura) es dulce mientras que la svetle pivo (una cerveza clara, de color dorado) es amarga.