Home / ITINERARIO

ITINERARIO

Praga en un día

Si sólo cuentas con un día para explorar Praga, entonces concéntrate en el Distrito del Castillo y el Barrio Pequeño y termina tu paseo en el corazón del Barrio Antiguo. Una vez que llegas al Complejo del Castillo de Praga, visitas la  Catedral Gótica de San Vito y La Basílica de San Jorge, y pasas por las pequeñas y pintorescas casas del Callejón Dorado. Y luego hayas descendido hacia el Barrio Pequeño donde encontrarás las antiguas casas burguesas y la Iglesia Barroca de San Nicolás con su cúpula de cobre. Llevando tu paso a través del Puente Charles te puede llevar tanto tiempo como el que quieras; si gustas de los puestos de souvenirs, ejecutantes, artistas, músicos, o tan sólo de las vistas de la ciudad, podrías optar por tardarte un poco más. Si quieres sentir un poco más de la atmósfera romántica de la ciudad, quizás gustes de abordar el Crucero en Bote Veneciano. Durante este corto paseo en bote (40 minutos aprox.) tendrás la oportunidad de ver las joyas arquitectónicas de Praga desde el río Vltava. El embarcadero se encuentra justo debajo del Puente Charles, accesible desde Certovka, Isla Kampa. Una vez que hayas atravesado el puente, camina por la orilla del río y toma un descanso en el famoso Café Slavia, en el malecón de Smetanovo,en donde podrás disfrutar de un café mientras disfrutas de la vista sobre el río, y hacia arriba para mirar el castillo del otro lado. Después del descanso, sigue caminando hacia la Plaza del Barrio Antiguo para ver el Reloj Astronómico y mirar la ‘Marcha de los Apóstoles’ cada que da la hora. Sigue desde ahí hacia la calle donde podrás apreciar casas de relevancia histórica y arquitectónica, como la Casa de los Tres Reyes, la del León Blanco, La del Sol Negro y la de la Virgen Negra. La más interesante, y que vale la pena visites, es la Casa de La Virgen Negra, que data de 1912 y que aloja una parte del Museo Checo de las Bellas Artes con una exhibición permanente de Cubismo Checo. La calle Celetna te llevará finalmente hasta la Torre de Pólvora. Junto a la Torre está la Casa Municipal. Se trata de la   construcción de Art Nouveau más representativa de Praga, construida entre 1906 y 1912. Es un popular punto a visitar por quienes se sienten atraídos por sus acabados dorados tipo  Art Nouveau, así como sus vitrales, esculturas, así como exhibiciones y conciertos programados.

 

Praga en dos días

Día 1:

Caminata hacia el Barrio Antiguo, mira el ‘imperdible’ Reloj Astronómico y visita la hermosa Iglesia Gótica de Nuestra Señora de Tyn o la Iglesia Gótica de San Nicolás. Desde ahí, te diriges hacia el Puente Charles y toma algunas buenas fotos. En seguida, asciende hacia el imponente Castillo de Praga, donde la Catedral de San Vito, el Callejón Dorado y el Los Jardines Reales te esperan. Si estás cansado de caminar, puedes tomar el tram (tren ligero) colina arriba y caminar hacia el castillo desde el otro lado. Cuando te dé hambre, retorna hacia la plaza de Malostranske y disfruta de una tradicional comida Checa en alguna de nuestras tantas pubs y restaurantes.

Día 2:

El segundo día es bueno para una exploración informal con una caminata lúdica a lo largo del río. Desde el Barrio Antiguo hasta Josefov, visita el museo Judío, tómate un café en el Café Slavia o en el Café Imperial. Por la tarde harías algunas compras por la Plaza Wenceslas. Por la noche podrás disfrutar de algunos tarros de la mundialmente famosa cerveza Checa en la U Pinkasu pub, o si te gusta la música clásica podrías asistir a un concierto en el Rudolfinum.

 

Praga en tres días

Durante los primeros dos días puedes seguir nuestro itinerario de dos días. Y para tu último día: por la mañana ya sea que hagas un viaje de medio día hacia el Castillo Medieval de Karlstejn, visites la vecina población de Kutna Hora, o visites algunas  galerías y museos o vayas de compras, etc. Por la tarde, haz tu almuerzo en alguno de los restaurantes del Barrio Pequeño para luego tomar el funicular hacia lo alto de la Colina Petrin. Es un excelente lugar para hacer una tranquila caminata en sus tranquilos jardines, con geniales vistas de la ciudad. Y para tener vistas aún más espectaculares, no te olvides de visitar la Torre de Observación Petrin. Y si te quedan suficientes energías, sigue caminando desde la Colina Petrin hasta el Pohorelec (Hradcany) y visita el  Monasterio Strahov. Y de ahí toma el tram escénico no.22 de regreso hacia la ciudad.

 

Praga en una semana – un largo descanso en la ciudad

Cubre los puntos incluidos en el itinerario de tres días y luego le agregas visitas a museos, galerías y al Parque Stromovka incluyendo los Terrenos de Exhibición. Si alcanza tu resistencia, haz el paseo a pie desde Letná hasta el Palacio Troja y aborda el bote de regreso hacia la ciudad (o viceversa). También tendrás tiempo para un viaje de un día hacia Kutná Hora o para hacer el recorrido a la Cervecería Pilsner. Una semana te dará más tiempo para empaparte de la atmósfera de la ciudad, y no te aburrirás.

PAT