Home / > PRESENTANDO A PRAGA

> PRESENTANDO A PRAGA

Praga - la capital de la República ChecaSituada en el centro de Europa — quizás un poco más al norte y al oeste de lo que mucha gente cree — Praga está ubicada en las orillas del río Vltava. Este lugar fue elegido tanto por sus ventajas tácticas como por su serenidad. Esta famosa vieja ciudad es cobijada por un ‘tazón’ de colinas onduladas.

No había sido frecuentada por los turistas hasta 1989, cuando cayó el régimen comunista, hoy en día Praga es uno de los atractivos turísticos más visitados de toda Europa.

Hay muy pocos destinos que aún provoquen -incluso en un turista exhausto- una pausa para la reflexión, donde el mero conjunto de galerías y museos no bastan para hacerles justicia. Praga debe tomarse en cuenta como un destino de este tipo. Nunca arruinada por alguna guerra, los  1000 años de historia de la ciudad están impresos en su existencia misma. Sus vistas son incomparables, y con su propia personalidad ha evolucionado y se ha desarrollado como una de las principales capitales de Europa. Ha sido la Capital de Bohemia durante cientos de años. A través de la Edad Media, Praga ganó importancia como la capital de Carlos IV, quien gobernó a gran parte de Europa Occidental como Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. A finales del siglo XVI e inicios del XVII, Praga fue sede de las Cortes Habsburgo y, en 1918, fue  adoptada como capital del nuevo estado independiente – Checoslovaquia. Un régimen comunista tomó el control en 1948 y gobernó la ciudad, aunque fueron depuestos en 1989 por la `Revolución Terciopelo’, que tuvo lugar en Praga. En 1992, después de que los Eslovacos y los Checos tomaron caminos diferentes, Praga fue declarada capital de la recién formada República Checa.

Vltava río
El hermoso Río Vltava también es conocido como Moldava

Praga siempre fue, y aún es, una ciudad de contradicciones. Ha sido reconocida por sus excepcionales obras de arte, tanto históricamente como en la actualidad — en pintura, escultura, literatura, música, diseño y arquitectura — aunque, también es bien conocida por su generosa comida, cerveza e industria turística. Praga es también, una ciudad de revuelta y manifestación, acostumbrada a defender sus creencias colectivas. Desde los  Husitas en el siglo XV, quienes lucharon en contra de la hegemonía de la Iglesia Católica, hasta la lucha en contra del régimen comunista en 1968 y (con más éxito), en 1989.

A pesar de lo anterior, esta ciudad ha dado la bienvenida a los hábitos de consumo, que se hacen evidentes en los sofisticados centros comerciales que se construyen, y a veces pareciera estar moldeando su identidad al estilo de e imagen comercial de Londres y Nueva York. Sin embargo, todo esto forma parte del atractivo de Praga; seguramente que tiene algo para agradar a cada quien, en especial si sabes apreciar ese pequeño extra más allá de lo que el turista tradicional busca en la Plaza del Barrio Antiguo y en El Castillo. Una gran manera de probar Praga es tan sólo tomando un paseo por las calles adoquinadas apreciando su maravillosa arquitectura, sus construcciones e iglesias caracterizarán cada ruta. De hecho, se tienen más de ochocientos sesenta y seis hectáreas que han sido declaradas por la UNESCO como Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad. La historia de la ciudad se remonta más de 1000 años atrás, y fue fundada inicialmente por los Celtas aproximadamente en el año 200 A. de C. Por lo tanto, los turistas pueden visitar lugares que van desde las épocas del Sacro Imperio Romano, hasta la del comunismo.

Hay además, una gran cantidad de lugares donde comer y eventos culturales en los cuales participar. Los turistas pueden disfrutar de operas y conciertos clásicos, o participar de la vida nocturna. Tanto los almuerzos como las cenas se ofrecen a precios razonablemente competitivos, y no se te olvide probar la reconocida cerveza Checa como complemento de tu comida.

Plaza de la ciudad vieja
La Plaza del Barrio Antiguo, uno de los puntos más históricos y visitados de Praga

La Ciudad de las 100 Torres

El tapiz arquitectónico de Praga abarca casi todos los principales géneros europeos, con excelentes representantes del estilo Gótico, Románico, Barroco, Renacentista, Modernista y Art Nouveau integradas por toda la ciudad. Cada fachada muestra la obra de un maestro pintor o escultor, y detrás de éstas, muchos de los más renombrados músicos europeos han trabajado, incluyendo a Dvořák, Smetana y Mozart. Además, parte del atractivo de estas obras son sus connotaciones políticas y religiosas.

El primer lugar ha de ser otorgado al Castillo de Praga, núcleo del poder aristocrático en la Edad Media. Se encuentra en la cima de una colina truncada, con vista hacia la ciudad. Se construyó una corte gracias al patrocinio Real, atrayendo a mucha gente rica y poderosa. Estas personas se gastaron una fortuna construyendo palacios y mansiones veraniegas de lujo empleando a los mejores artesanos de la época. El Clero también tenía su influencia, pero las circunstancias eran complejas: Durante esta época, Bohemia era un gran campo de batalla entre los  reformistas de la iglesia y defensores de la Iglesia Católica. Las innumerables y  espléndidas iglesias, catedrales, conventos, monasterios y capillas construidas aquí reflejan la intensidad del conflicto – y el triunfo, a final de cuentas, de los católicos. Esto es lo que ha acuñado el sobrenombre de Praga: `la ciudad de las 100 torres’.

Estas etapas de construcción y reconstrucción han desarrollado uno de los paisajes urbanos más bellos de Europa. Es innegable que, en un día caluroso de verano, Praga se muestra pintoresca. Aunque, puede ser igual de mágica cuando presenta sus tintes cobrizados otoñales, o cuando está cubierta por la crujiente nieve del invierno. Es igualmente impresionante durante la noche, con los reflejos del río Vltava y los edificios iluminados por el singular resplandor de las luces urbanas.

Castillo de Praga
El Castillo de Praga es el castillo medieval más grande en el mundo, es la joya de la capital Checa

Cultura, Ocio y Arte

Cultura, Ocio y ArteCientos de años de teatro de primer nivel, de arte y de música han producido una sociedad sofisticada y culta: Los Praguenses gustan de sus galerías y teatros del mismo grado a como lo hacen los turistas, embelesados con las joyas artísticas de la época de los Habsburgo, y de las brillantes innovaciones artísticas que se caracterizan por el nacionalismo desarrollado a lo largo del siglo XIX. Los precios de los boletos para conciertos y para funciones en otras ciudades son bastante competitivos si se les compara con otros países, y permite que personas (tanto turistas como lugareños) de todos los niveles de vida, participen de la rica cartelera cultural de Praga.

No está, sin embargo, generalizada una rancia mentalidad intelectual: la República Checa es uno de los principales productores de cerveza del mundo, y los parroquianos locales gustan mucho de beber en las innumerables cervecerías de la ciudad, o de visitar clubes de jazz y bares de rock ambientados en nicotina. La cultura del café influyó en muchos de los artistas de la ciudad, desde Havel hasta Kafka, pero ahora parece que ya pasó a la historia. Es por ello, que es mucho más probable que veas gente comiendo polos de hielo (paletas heladas), tomando un poco de aire fresco en una de las numerosas áreas verdes, o conduciendo por la ciudad en un coche Škoda de manufactura Checa, a que presencies un debate de filosofía.

 

Una Ciudad Actual

Una Ciudad Actual, Dancing HouseDesde 1989, muchas cosas han cambiado tanto para Praga como para sus residentes. Los jóvenes han crecido disfrutando de las mismas libertades de las que disfrutaron desde hace mucho los jóvenes del mundo occidental. De hecho, en algunos aspectos, Praga no difiere demasiado de muchas otras metrópolis europeas. La ciudad está llena de cadenas extranjeras  de tiendas de ropa, que venden diseños idénticos a los de París, Milán y Londres. Prácticamente todo el mundo tiene un teléfono celular, las ventas de CDs están dominadas aquí por los mismos sellos musicales que en cualquier otro lado, y hay una cartelera Checa muy desarrollada en cuanto al pop y al rock.

La economía de la República Checa se ha beneficiado en gran medida por el incremento en el flujo de turistas después de la Revolución de Terciopelo. En consecuencia, muchos de los edificios históricos han sido completamente renovados. Sin embargo, algunas de estas reformas han sido insensibles dañando la autenticidad del edificio. En consecuencia, parte de la ciudad corre el riesgo de convertirse en un parque temático al estilo Europa Central. Es sin duda,  difícil eludir a tus compañeros turistas, trátese de parejas en luna de miel que van de la mano y caminan por las calles estrechas, de estudiantes viajando en plan económico por Europa, o de grandes grupos que van inundando el centro histórico.

A pesar de esto, Praga sigue siendo uno de los lugares más pintorescos e interesantes para visitar en Europa. Con rincones tranquilos, o incluso distritos enteros que pueden ser descubiertos por cualquiera que se esfuerce en ello. El hecho de que la ciudad sea capaz de cumplir con las distintas expectativas de todos estos cosmopolitas tipos de persona, es un testimonio de la capacidad que tiene Praga para aferrarse a sus “variados tesoros”.

 

Jennifer Lawrence Dice: ¿El mejor lugar para celebrar una boda? ¡Sólo en Praga!

La actriz Jennifer Lawrence conmocionó a toda America cuando anunció que, ¡sólo se podía imaginar celebrando su boda en un único lugar del mundo! ¿Y qué lugar del mundo tenía en mente? Es obvio – ¡Praga! ¿Y qué fue exactamente lo que le cautivó de la ciudad capital de la República Checa?

Jennifer Lawrence ha compartido un mensaje que se ha propagado rápidamente por el mundo. En el mundo del espectáculo lo único de lo que se habla es de la noticia de que esta belleza, que protagonizó el papel principal en la película Los Juegos del Hambre, ¡se quiere casar con su novio, Nick Hoult, en Praga!

De hecho, la actriz pasó el suficiente tiempo en Praga como para haber sido hechizada por la capital Checa. El rodaje de la película Serena tuvo lugar aquí. “Jennifer se enamoró de la capital Checa durante el rodaje de la película Serena y espera que esta sea la ciudad en la que le dé el ‘sí quiero‘ a Nick,“ según J-14.com, una de las fuentes. ¡Pero en realidad la pareja aún no está ni comprometida!

Jennifer se encariñó con Praga y durante una de sus entrevistas indicó que después de mudarse de Hollywood se imagina viviendo en Praga. “Me gustaría seguir rodando películas, por ejemplo desde Kentucky o desde Praga o cualquier otra parte del mundo,“ dijo.

Si es verdad o mentira, o simplemente una táctica promocional para la segunda parte de la película Los Juegos del Hambre… quién sabe. Sin embargo, Jennifer y Nick definitivamente no piensan en planear una boda espectacular, por lo que es posible que el Antiguo Ayuntamiento y un ambiente unifamiliar sean el lugar indicado…