Home / Excursiones / Terezin

Terezin

TerezinTerezín es la antigua Ciudad Garrison, construida originalmente por el Emperador José II, es un ingenioso sistema de fortaleza militar para la protección del reino contra Prusia, a finales del siglo XVIII, cambió completamente y fue convertida en el Gueto Judío (y usado como campo de concentración transitorio para los judíos cuyo destino final sería el campo de concentración Nazi de Auschwitz) durante la Segunda Guerra Mundial. Hacia el final de la guerra, cerca de 150 mil judíos pasaron por Terezín y más de 35 mil murieron a causa del hacinamiento y las enfermedades. Al mismo tiempo, los alemanes usaron Terezín para sus tergiversadas campañas de propaganda, persuadiendo a los visitantes de la Cruz Roja de ser un floreciente centro cultural y comercial. Por estos días, Terezín recuerda su oscura historia en la Segunda Guerra Mundial, donde murieron cientos de judíos.

 

Minibús Praga – Terezín. Haz una reserva en línea para traslado en cómodo minibús.

Memorial de Terezín

Durante la segunda guerra mundial la ciudad se convirtió en el campo de internación de los judíos de todos los países europeos y la Fortificación Pequeña en la prisión de la Gestapo de Praga. Hoy en día en Terezin se encuentra el Monumento a las victimas del nazismo – como recordatorio de la historia contemporánea de Europa.

Lugares para ver en el Museo Memorial de Terezín

TerezínDesde abajo, es imposible comprender la magnitud del laberinto de muros y fosos que rodea la Gran Fortaleza (Hlavní pevnost); principalmente porque, en realidad, la ciudad está dentro de ella. De hecho, cuando llegas por primera vez en autobús o en coche te puedes quedar pensando que la plaza central no es muy diferente a otro centenar de centros urbanos antiguos. Pero, si echas un vistazo a una fotografía aérea en el Museo del Ghetto, o das un paseo junto a los muros en el camino a la Pequeña Fortaleza, el cuadro que surge es bien diferente. En el corazón de la Fortaleza Principal se encuentra la prolija cuadrícula de calles que conforman la ciudad de Terezín. No hay mucho para ver, excepto por la maciza Iglesia de la Resurrección, del siglo XIX, la porticada oficina del ex Comandante, los edificios administrativos neoclásicos en la plaza y las casas que la rodean, con sus terribles secretos. Al sur de la plaza se encuentran los anónimos restos de las vías de un ferrocarril construido por los mismos presos, a través del cual llegaban (y partían) cargamentos con más prisioneros. La atracción principal es el absorbente Museo del Ghetto (adultos/ niños:  160/130Kč; abierto de 9 a 18 hs. entre abril y octubre, y hasta las 17:30 hs. entre noviembre y marzo) con sus dos alas. El ala principal explora el ascenso del nazismo y la vida en el gueto de Terezín, usando cantidad de curiosidades y chucherías de época con un efecto sorprendente y evocador.  Erigido en el siglo XIX como edificio de la escuela local, fue posteriormente usado por los Nazis como campo de concentración para niños de 10 a 15 años. Las inquietantes imágenes pintadas por ellos todavía decoran sus paredes. Un ala más nueva se construyó sobre los antiguos cuarteles de Magdeburg (Magdeburská kasárna), que hacía de base para la sede del  “Ayuntamiento” judío. Aquí se puede visitar un dormitorio reconstruido y tener una muestra de la extraordinaria vida cultural ( en música, teatro, bellas artes y literatura) que, de alguna manera, floreció en Terezíncontra de este ambiente hostil y de terror. También hay una pequeña exposición en el sombrío Crematorio (Krematorium; abierto de 10 a 18 hs., de domingos a viernes entre abril y octubre, y hasta las 16 hs. entre noviembre y marzo) en el Cementerio Judío muy cerca de Bohušovická brána, a unos 750 m. al sur de la plaza principal. El Museo del Ghetto cuenta con buenos panfletos multilingües de auto-guía, una gran selección de libros en venta y guías (algunas de ellas sobrevivientes del gueto) para ofrecer asistencia. Se puede hacer  una visita auto guiada por la Pequeña Fortaleza (Malá pevnost; adultos/niños 160/130Kč; abierto de 8 a 18 hs. de abril a octubre y hasta las 16:30 hs. de noviembre a marzo) y recorrer los cuarteles de la prisión, las celdas de aislamiento, talleres y morgues, antiguos campos de ejecución y ex fosas comunes. Sería difícil inventar un lugar más amenazador, y es sólo mientras se recorren los túneles aparentemente interminables que se encuentran bajo las paredes, que se pueden comenzar a apreciar en totalidad las vastas dimensiones de la fortaleza. El burlón slogan del campo de concentración Nazi : Arbeit Macht Frei (el trabajo te hace libre), cuelga en la puerta. Frente a la fortaleza se encuentra el Cementerio Nacional, inaugurado en 1945 para alojar a quienes eran exhumados de las fosas comunes Nazis.  La entrada para ambos, el Museo del Ghetto y la Pequeña Fortaleza, tiene un valor de 200/150Kč.

 

Cómo llegar desde Praga

Terezín se encuentra a 60 km. al norte de Praga, y a sólo 8 km. de Litoměřice.

Sugerencias: Contrata online una excursión a Terezín aquí.

En autobús: Desde la estación Florenc (seis autobuses diarios, en dirección a Litoměřice), el pasaje cuesta alrededor de 60 CZK.

En coche: Saliendo por el norte de Praga hacia Dresden por la autovía E55, verá los carteles de salida hacia Terezín.

Horarios de visita: De 9 a 18 hs. entre abril y octubre; de 9 a 17:30 hs. entre noviembre y marzo.

Sugerencia: Bien vale la pena visitar también la ciudad de Litoměřice, a pocos kilómetros de Terezín. Conocida por su vino, es una de las ciudades checas más antiguas emplazada sobre el río Labe.

 

 

[mappress mapid=”83″]
PAT

Check Also

Karlovy Vary

Karlovy Vary definitivamente merece su status como segunda ciudad turística más visitada de la República Checa. Esta famosa ciudad termal se encuentra a 130 km de Praga, en la zona oeste de Bohemia. Karlovy Vary se ganó su reputación gracias al descubrimiento de aguas termales, cuya historia se remonta hasta algún momento de la Edad Media.