Viajar a Praga – Praga Guía Turística

Praga es la capital de la República Checa y una de las ciudades más populares de Europa. Es una ciudad espléndida muy bien conservada con una arquitectura magnífica y un gran número de hermosos edificios antiguos, callejuelas laberínticas y monumentos famosos como el Puente de Carlos, Plaza de la Ciudad Vieja, Castillo de Praga, etc.

Visita Praga – la ciudad de las cien torres

Una de las mejores maneras de ver Praga es simplemente dar un paseo por las calles adoquinadas mientras observas la fantástica arquitectura que se manifestará en cualquier lugar donde vayas.

Praga es el equivalente de París en términos de belleza y de joyas arquitectónicas. Su historia se remonta a más de un milenio. ¿Y la cerveza? La mejor de Europa. Es un lugar donde puede pedir cerveza sin hablar, con simplemente colocar un posavasos en la mesa. Pero no es sólo esta bebida exquisita y su cultura relajada en relación al consumo de alcohol lo que sigue atrayendo a visitantes a Praga. Esta cosmopolita, relajada y bastante pequeña ciudad tiene su propio encanto, lo que hace que sea el destino perfecto para visitantes de fin de semana que a menudo vuelven al cabo de un año o dos.

En 1992 el casco histórico que ocupa 866 hectáreas fue añadido a la lista de patrimonio cultural y natural de UNESCO. La belleza de Praga es casi mágica. La era del comunismo duró aquí más de 40 años y hasta 1989 los turistas visitaban la ciudad muy poco. La “revolución de terciopelo” del 17 de noviembre de 1989 lo cambió todo (en esta fecha actualmente se celebra la fiesta nacional de la República Checa). “La Madre Praga” es nuestra capital y cuna de cultura, muchos escritores famosos, artistas, atletas, deportistas, modelos y directores de cine. Dondequiera que vaya, encuentra huellas de una historia muy larga que abarca el período a partir del Santo Imperio Romano, la monarquía de los Habsburgo, la primera república (1918), el protectorado alemán de Bohemia y Moravia, la Checoslovaquia comunista hasta la actual República Checa democrática. Una ciudad que no sufrió daños durante la segunda guerra mundial ofrece una experiencia inolvidable solamente al pasear por sus calles reconstruidas de estilo barroco, rococó y arte nuevo. Praga está situada en un terreno quebrado de los dos bancos del río Moldava.

 

Ciudad a orillas del río y de nueve colinasCiudad a orillas del río y de nueve colinas

El terreno quebrado da a Praga su encanto inolvidable y un panorama impresionante. Las colinas praguenses ofrecen muchas vistas espléndidas. El río Vltava (Moldava) pasa por Praga a lo largo de 31 km, en su parte más ancha tiene 330 m. Vltava forma otro carácter específico de Praga – islas y meandros con rincones románticos.

Praga, Ciudad del amorCiudad del amor

Pasear por estrechas calles iluminadas por farolas de gas, un beso bajo el árbol en flor, un beso bajo el árbol aflorado en el jardín barroco, navegar en un vapor histórico , la noche en el castillo o en palacio, un viaje en el tren de vapor, una boda en el parque de palacio – estos son las ingredientes de un cóctel romántico praguense. Cada uno puede aderezarlo a su gusto.

Praga, la ciudad doradaPraga, la ciudad dorada

Este atributo viene probablemente de la época de Carlos IV, rey checo y emperador alemán, cuando las torres del Castillo de Praga fueron doradas. Otra teoría dice que Praga fue denominada „la ciudad dorada“ durante el reinado de Rudolfo II. que apoyaba a los alquimistas en su búsqueda de una fórmula para fabricar oro.

Visita Praga, la ciudad de las cien torresPraga, la ciudad de las cien torres

La gran cantidad de torres y miradores dio a Praga el apodo “la ciudad de las cien torres”, hace ya varios siglos. Hoy día su número oscila ya alrededor de 500.

 

La extensión de Praga es ideal para una visita de un fin de semana

Reloj Astronómico en PragaLos alrededores de los monumentos históricos más importantes están rodeados de zonas peatonales, por lo cual es posible pasear libremente alrededor de ellos. Después de haber pasado unos tres o cuatro días en Praga va a adquirir una relación íntima a la ciudad. Uno de los primeros días es recomendable realizar una excursión a pie por Praga. Va a experimentar el ambiente de Praga y más tarde puede volver a los lugares que han llamado su atención. Praga ha ganado su fama ante todo gracias a su belleza genuina y patrimonio histórico, pero también porque es una de las destinaciones turísticas muy populares para los turistas jóvenes y un lugar ideal para pasar aquí un fin de semana lleno de entretenimiento y vida nocturna. Véase la parte dedicada a la vida nocturna donde encuentra todos los mejores bares y clubes.

En Praga hay una gran cantidad de hoteles, albergues, etc., algunas de las cuales ofrecen rebajas muy interesantes. Si quiere viajar fuera de la ciudad, es posible y fácil alquilar un coche. Gracias a una gran cantidad de turistas que visitaron Praga en los años pasados, hay una oferta extensa de excursiones circulares, atracciones, actividades culturales, etc.