La sobrecarga en los restaurantes

Siempre deben tener presente que en los restaurantes de Praga nada es gratis – si el camarero les ofrece unas patatas fritas y ustedes las aceptan, estas serán cargadas a su cuenta. Pan, mayonesa, salsas – casi todo tiene su precio. Muchos restaurantes prevén además el costo del servicio, denominado “cubierto”, que cada cliente deberá pagar independientemente de lo que consume e incluso si no come nada. No se trata de un engaño, es así como funciona el mecanismo. Si el menú no posee los precios, es mejor preguntarlos con anticipación. No se dejen atemorizar por la barrera del idioma y especifiquen exactamente qué desean pedir. Si algo no se encuentra disponible y el camarero les sugiere una alternativa, pregunten el precio. Devuelvan inmediatamente cualquier cosa que no hayan pedido expresamente como el pan, la mantequilla o las guarniciones porque si simplemente la ponen a un lado en la mesa correrán el riesgo de que las añadan a su cuenta. No obstante, lo más importante es no permitir que la paranoia les arruine la cena. La mayor parte de las sobrecargas se aplican en los restaurantes más turísticos situados en el centro de la ciudad. Así que, a menos que decidan cenar en la Plaza de la Ciudad Vieja o en Plaza Wenceslao, no tendrán estos problemas.

PAT

Check Also

Cocina Checa

Los visitantes de Praga a menudo se pierden lo mejor de cocina checa tradicional, que …