Explorando Praga

Llena de paisajes de cuento de hadas, Praga es bella, de modo que provoca que hasta el viajero más indiferente, haga un alto y capture algunas imágenes. A la ciudad la divide físicamente en dos el Río Vltava que corre de sur a norte con una sola vuelta pronunciada hacia el este.

Una de las mejores formas de palpar la ciudad es simplemente el caminarla. La ciudad está llena de calles sinuosas y de callejones que te conducirán hacia sus grandiosas tiendas,  pubs, y cafés.

Originalmente, Praga estaba compuesta por cinco barrios independientes: Hradčany (el Área del Castillo), Malá Strana (Cuarto Pequeño), Staré Město (Barrio Antiguo), Nové Město (Barrio Nuevo), y Josefov (Cuarto Judío), todas estas áreas aún constituyen el corazón de Praga—es lo que piensas cuando le tomas fotos a sus famosas calles y plazas adoquinadas.

Hradčany, sede de la realeza Checa durante cientos de años, centrado en el Pražský hrad (Castillo de Praga) —es el sitio de las oficinas del presidente. Un cúmulo de edificios blancos que se conectan en torno a las agudas torres de una capilla, el Castillo de Praga domina la ciudad desde la cima de una colina junto al del Río Vltava. Nuestros pasos nos llevan en descenso hacia el Cuarto Pequeño, un área poblada de mansiones de ornato de construidas por la nobleza durante los siglos XVII y XVIII.

El deslumbrante Karlův most (Puente Charles) comunica al Cuarto Pequeño con el Barrio Antiguo. El Barrio Antiguo está delimitado por la curva del Vltava y por tres avenidas comerciales: Revoluční hacia el este, Na příkopě hacia el sureste, y Národní třída hacia el sur. Unas cuantas cuadras hacia el este del puente está el punto central del distrito: Staroměstské náměstí (La Plaza del Barrio Antiguo), anteriormente era un mercado medieval, adornada por casas barrocas de colores pastel—posiblemente una de las más bellas plazas centrales de  Europa. Al norte de La Plaza del Barrio Antiguo el diminuto Cuarto Judío corre a lo largo de una elegante avenida llamada Pařížská.

Más allá de donde estaban los muros del Barrio Antiguo, el Barrio Nuevo se encuentra hacia el sur y hacia el este. El nombre “nuevo” es equivocado—Barrio Nuevo fue trazado en el siglo XIV. (Sólo es nuevo si se le compara con el su barrio vecino, El Barrio Antiguo). En la actualidad este distrito eminentemente comercial contiene las más grandes plazas de la ciudad, Karlovo náměstí (Plaza Charles) y Václayské náměstí (La Plaza Wenceslas).

PAT

Check Also

Cultura Selecta Checa

Con sus producciones de clase mundial, de ballet y de música clásica, sus excepcionales e históricas sedes y los precios increíblemente económicos de sus boletos, no es sorprendente que Praga sea uno de los verdaderos centros culturales del mundo. Así que sería una pena que el visitante deje la capital Checa sin presenciar algún espectáculo. La historia musical de Praga es rica y variada. Esta ciudad no tan sólo es renombrada por ser la cuna de algunos de los más grandes compositores de la historia, incluyendo Antonin Dvořák o Bedřich Smetana, sino que también atrajo a grandes compositores extranjeros, como Wolfgang Amadeus Mozart (quien estrenó Don Giovanni en la ciudad en 1787).