Home / LA MEJOR ÉPOCA PARA VISITARLA

LA MEJOR ÉPOCA PARA VISITARLA

Praga tiene un clima continental, con veranos calurosos e inviernos fríos. Probablemente, la mejor época para visitar Praga sea en mayo o en septiembre, cuando el clima no es demasiado cálido ni frío y la ciudad no está demasiado atestada.

No es raro que durante el verano las temperaturas se eleven hasta los 35° C (95° F), y que el invierno pueda ser tan frío como -15° C (5° F). La temperatura máxima promedio de mayo a septiembre es de 22° C (72° F), con la mínima promedio es de 12° C (54° F), con un promedio de siete horas de sol al día.

En primavera y el verano se tienen, de hecho, los meses más soleados, mientras que el lapso de mayo a agosto son los más lluviosos – con tormentas y lluvias súbitas muy frecuentes, por lo tanto, no te olvides de tu paraguas. La frecuencia de lluvias es bastante constante durante todo el año, con tan sólo un poco más en primavera y otoño, y ocasionales tormentas de verano.

Diciembre es la época para visitar los mercados de Navidad o al final del año unirse a las multitudes que celebran el año nuevo en las calles. También es una buena época para los amantes de los conciertos y de la ópera. La nieve es bastante rara en Praga, pero los mejores meses para tener la oportunidad de ver la ciudad cubierta por un manto blanco de nieve son enero y febrero.

Si estás planeando visitar Praga durante la temporada alta de verano, debes prepararte para restaurantes y hoteles llenos de gente, y una ciudad llena de turistas. Pero no importa la época del año, Praga te mostrará su encanto en cada temporada.