Home / Entretenimiento, Cultura / Cinematografía Checa

Cinematografía Checa

Cinematografía ChecaPraga cuenta con numerosas salas de cine, muchos de ellas ubicadas en plazas comerciales de reciente construcción, algunas exhiben estrenos de películas internacionales, y otras exhiben películas Checas. El costo de la entrada varía entre los 90 CZK y 200 CZK. Las producciones de Hollywood pueden ser dobladas al Checo, pero otras películas son por lo general exhibidas en su idioma original. Para consultar la cartelera completa de las salas en Praga, consulta la sección ‘Night & Day’ en el Praga Post.

A sólo 130 km de Praga en Karlovy Vary se lleva a cabo durante Julio el Festival Internacional de Cine. El Festival de Karlovy Vary ha ganado, durante los últimos años, el reconocimiento internacional y ha llegado a ser uno de los mayores eventos fílmicos en Europa.

Si nos remontamos al pasado – fue en 1932 cuando el Cine Checo trascendió mundialmente con el estreno de la cinta ‘Ecstasy’ protagonizada por un nuevo rostro, Hedy Lamarr que  aparece tomando un baño al desnudo. Durante algunas décadas posteriores, tan solo un reducido número de películas Checas tales como ‘El Fabuloso Mundo de Julio Verne’ (1958) de Karel Zeman, ganaron algún reconocimiento internacional.

Todo esto cambió completamente con la Nueva Ola Checa de 1963 a 1968, en la que se dio el surgimiento de Ivan Passer, Jiří Menzel y Miloš en el mundo del escenario.
Durante 1967, Una cinta de Menzel, ‘Trenes Rigurosamente Vigilados’ ganó el Óscar, sin embargo, la invasión Rusa de 1968 reprimió la creatividad, y tendrían que pasar treinta  años más para que las cosas volviesen a mejorar.

Después de 1989, un recién surgido grupo de productores de cine, llamados ‘La Generación Terciopelo’ fueron los responsables de reiniciar el gusto mundial por las películas Checas con cintas como  Loners, Kolya y Divided We Fall, ésta última nominada para un Óscar. Películas como Pusinky de Karin Babinská y Václav de Jiří Vejdelek han sido aclamadas por la crítica, los jurados de premiación en festivales y por el público. Contando con cintas como Beauty in Trouble de Jan Hřebejk y Algo parecido a la felicidad de Bohdan Slama, ambas son cintas centradas en el personaje. Estas películas se exhiben en el país en pequeñas salas dedicadas al cine de arte y atraen a una selecta pero fiel población de seguidores del extranjero.

Las tres películas Checas que han ganado el Óscar de la Academia en la categoría de Mejor Película en Idioma Extranjero han sido: La tienda de la Calle Mayor (Obchod na korze) de Ján Kadár y Elmar Klos en 1965, Trenes Rigurosamente Vigilados (Ostře sledované vlaky) de Jiří Menzel en 1967 y Kolya (Kolja) de Jan Svěrák en 1996.

Alice Nellis, cineasta y dramaturga Checa ha sido merecedora de una aclamación general por sus singulares historias que relatan la vida familiar y la manera particular en que los cambios a partir de 1989 la han afectado.
Ella ganó recientemente el Golden Kingfisher máximo premio otorgado en la industria del cine Checo, por su fantástica película ‘Little Girl Blue’, que es un cuento sobre un día de pesadilla de una esposa y madre de familia Praguense quien creía tenerlo todo.

Aunque las historias de éxito como ésta han sido raras, para la gente del cine esto no representa un obstáculo.
Al igual que el público a nivel mundial, los cinéfilos Checos se deleitan al verse reflejados en la pantalla grande, así que las películas nacionales no necesitan mas que llegar a la televisión para lograr una valiosa recuperación en los costos de producción. En producciones tales como Gympl de Tomáš Vorel, una obra de simple entretenimiento que se ubica dentro de una escuela de bachillerato, o Bestiář, una radiografía de los ciudadanos adinerados de Praga, sus vidas diarias y sus novedades.

Las imágenes de Praga continuamente aparecen en la cultura occidental, aunque algunas temáticas más baratas de origen oriental están ganando más tiempo en pantalla recientemente. Praga no tan solo es popular como destino turístico, sino que también se han rodado aquí muchas películas internacionales: Misión Imposible, La Liga Extraordinaria, Amadeus, Todo Está Iluminado, Oliver Twist, Hellboy, pero la que puso a Praga en el escenario mundial fue Casino Royal de 2006. Las cintas que les siguieron,  con muy pocas excepciones, fueron proyectos de bajo presupuesto que se las arreglaron para competir con el impacto de opciones que contaban con presupuestos mucho más elevados: Last Holiday, Hostel, El Ilusionista y El Joven Hannibal: Detrás de la Máscara.

Existen sin embargo, otras razones por las cuales realizar películas en Praga: la categoría que ostentan los productores de películas tales como GI Joe, El Príncipe Caspian y Wanted, quienes gustan de emplear, durante varios meses los Estudios Barrandov. Este es un lujo que, irónicamente, no pueden darse los cineastas Checos.

 

Festivales

Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary

El festival de cine más grande que existe en el país es el . Esta ostentosa ciudad de balneario revive con un bullicio propio de festival siempre a finales de junio y principios de julio. En el paseo del balneario encontrarás tanto estrellas de cine como, ante todo, muchedumbres de espectadores entusiasmados que han venido a disfrutar del ambiente festivalero por unos días. Las proyecciones se celebran en las salas de los hoteles de balneario y cines locales.

One World

Singulares películas y ambientes los ofrece una multitud de festivales de cine que se celebra durante el año en Praga. El Festival Un Mundo se especializa en el cine documental sobre los derechos humanos y trae arrebatadores testimonios de la vida de aquellos cuyos derechos son violados o se encuentran en una situación difícil. Varias de las películas son expediciones de investigación durante las cuales sus autores arriesgan su vida, sin embargo, la idea de informar el mundo sobre la injusticia les motiva a seguir. A lo mejor te sorprende que las fuertes historias no se desarrollan solamente en países lejanos, pero quizás justo en el piso de al lado.

Febiofest

El Festival Febiofest se originó como un festival independiente para los aficionados y en veinte años de su existencia se ha convertido en un gran desfilé internacional. En los últimos años presentaban sus películas directores como Roman Polanski o Tom Twyker. El festival representa lo mejor de la creación internacional hecho durante el último año, retrospectivas y perfiles de los cineastas y descubre nuevos lugares y cineastas desconocidos. Los organizadores no obstante, conservan el fin original: todo para el espectador. Ven a convencerte de ello tú también.

PAT

Check Also

Los Deportes Más Populares en Praga

El fútbol es una verdadera obsesión en la República Checa. El equipo checo ha alcanzado grandes logros en las competencias internacionales, en el 1976 ganó el Campeonato Europeo (como Checoslovaquia), en el 1996 llegó a la final y en el 2004 a la semifinal. Desgraciadamente, en el Campeonato Mundial del 2006 fue eliminado después de los primeros encuentros.