Home / Entretenimiento, Cultura / Mozart en Praga

Mozart en Praga

Durante las décadas de los ’70 y los ’80 del siglo XVIII Praga era una de las joyas de Europa – una ciudad que podía competir con cualquier otra en términos de cultura y opulencia. Después de que la ciudad fue víctima de un fuego terrible, los esfuerzos invertidos en su reconstrucción y la intervención de numerosos arquitectos de diferentes países que dejaron su impronta mejoraron considerablemente el aspecto y el espíritu de la ciudad creando edificios, iglesias y jardines increíbles que aún hoy se pueden admirar. La población de la ciudad creció rápidamente llegando hasta 100.000 personas y comenzó a atraer a algunos de los personajes más famosos del mundo de aquella época.

Mozart conciertoMozart en PragaCuando esta explosión de cultura alcanzó su punto máximo, alguien conocido como Wolfgang Amadeus Mozart decidió transferirse a Praga en la búsqueda de una orquesta y un público que fueran capaces de apreciar su música. Después de haberse mudado a su villa – llamada Bertramka – comenzó a escribir una de sus obras más famosas: “Don Juan”. La presentación de la misma se realizó en el 1787 en el Teatro Estates de la ciudad y el resto es historia.

La influencia de Mozart es tan grande que en Praga siempre encontrarás un lugar que celebre al hombre que muchos consideran como el hijo adoptivo de la ciudad. Los músicos Checos son famosos por ser unos de los más talentosos del mundo; por ende, mientras estés en Praga bien vale la pena asistir al menos a un concierto. Incluso si no te agrada la música clásica, serás capaz de percibir la magia de la ocasión.

PAT

Check Also

El Estilo de Vida de Praga

Para quienes viven en Praga, la ciudad es costosa. Con un salario promedio de 30,000 CZK (1.200 Eur), el ciudadano medio de Praga no puede salir a cenar en los restaurantes o disfrutar de las atracciones que normalmente son frecuentadas por los turistas. Por otra parte, el hecho de que los turistas puedan ir a estos lugares significa que para los extranjeros Praga continúa siendo un destino económico. Cuán económico es, dependerá en gran medida del país del cual provenga el turista.