Home / Puntos de Interés / Monte Petrin

Monte Petrin

A una distancia mínima del Castillo de Praga se encuentra el Monte Petřín, perfecto para una caminata de verano lejos del bullicio de los turistas. Parte del terreno está sembrado con huertos de manzanos y perales, cuyos frutos pueden cogerse libremente. La mayoría de las edificaciones realizadas en Praga fueron construidas con piedras llevadas desde Petřín, sin embargo, no es posible notarlo ahora bajo los árboles y jardines. La Torre del Observatorio y los arreglados jardines dominan su cumbre y a mitad de camino de descenso se encuentra el famoso restaurante Vinarna Nebozizek, desde donde se puede apreciar una perfecta vista de Praga, mientras se disfruta de la comida.  No se puede olvidar del salón de los espejos, para obtener una nueva y variada perspectiva de ti mismo. El Laberinto del Monte Petřín, fue originalmente un pabellón dentro del  Club Checo de Turistas, en la Exhibición Universal de 1891; luego transferido al Monte Petřín y transformado en un laberinto de espejos. Éste es uno de los lugares favoritos de los niños.

El monte tiene 318 m o 1043 pies de alto, para aquellas personas menos enérgicas, el teleférico los salvará de tener que escalar, el precio de este es igual al de un billete de tranvía normal. El Monte Petřín es fácil de acceder desde Hradcany y Strahov.

Teleférico al Monte Petrin

Justo en frente a las paradas del tranvía de Ujezd (tranvías 12, 22,23) en Mala Strana. El ferrocarril funciona diariamente desde las 9 hasta las 23:30, y hasta las 23:20 entre noviembre y marzo, en intervalos de 10 a 15 minutos.

El encantador teleférico victoriano es uno de los lugares de atractivo turístico más popular en Praga. La estación original Ujezd y la Lanova Draha, fueron construidos en 1891 para la misma exposición para la cual se realizó la torre vigía de Petřín. La misma fue reconstruida en muchas ocasiones y, sorprendentemente, la última, realizada antes del fin del comunismo, es la que tuvo mayor éxito, ya que las restauraciones previas habían logrado que todo el sistema se cayera a pedazos una y otra vez.

 

Parque Petřín

En la  Edad Media, había viñedos y campos, existían numerosos manantiales en las laderas de Petřín, y el agua era dirigida por túneles hacia Pohořelec y el Mala Strana. Actualmente el agua es guiada al rio Vltava. En 1930, el parque fue modificado y ahora consiste en varias secciones: el Jardín Lobkowicz, el Nebozízek, el Jardín Rosa, el Parque Petřín de la Torre del Observatorio y el Jardín del Seminario. Todos los jardines están abiertos al público gratuitamente a excepción del Jardín Lobkowicz.

 

Petřín Torre de Observación

La torre de hierro de 60 metros de altura, fue construida en 1891 por F. Prášil para la Exhibición Aniversario como imitación de la Torre Eiffel de Paris, la misma tiene 299 escalones nos llevan al final de la plataforma.

 

Laberinto (Laberinto de espejos)

Diversión para todos. Localizado en el Monte Petřín, el pabellón fue creado en 1891 para la Exhibición Aniversario y luego transferido a Petřín. Hay un diorama conmemorando la batalla entre  estudiantes y suecos en el Puente Carlos, en 1648, y luego sobre la construcción del laberinto de espejos.

 

Restaurante Nebozízek

Si  bien la comida no es fantástica, la vista desde la terraza es espectacular. Este restaurante suele estar repleto, por lo que es recomendable reservar una mesa. Petřínské sady y  Malá Strana t. (se puede llegar en teleférico, segunda parada).

 

Jardín Vrtba

Este jardín está situado en la ladera del Monte Petřín y es uno de los más hermosos jardines barrocos de Praga.

 

[mappress mapid=”32″]
PAT

Check Also

Puente de Carlos

El Puente de Carlos, del siglo XII, está casi siempre repleto de turistas y checos por igual, especialmente durante los meses de la primavera y el verano. El Puente de Carlos seguramente figura entre las atracciones turísticas más importantes de la ciudad y debería ser el primer sitio de tu lista de lugares para ver.