Jardines Históricos de Praga

Jardines del Sur (Rajská, Na Valech y Hartigovská) se extienden a las por debajo de la fachada sur del Castillo de Praga, dispone de vistas encantadoras del Barrio Antiguo, del Barrio Pequeño y de cercana Colina Petřín.

 

Los Jardines del Palacio del Castillo de Praga

Valdštejnská 12 – 14, Praha 1 – Malá Strana; www.palacove-zahrady.cz

En la vertiente sur, debajo del castillo de Praga, hay un conjunto de jardines históricos interconectados (los jardines de Ledeburská, Malá y Velká Pálffyovská, Kolovratská y  Malá Fürstenberská). Todos los jardines de la terraza del palacio son espléndidos en decoración arquitectónica, escaleras decorativas, balaustradas, terrazas panorámicas, kioscos y pabellones, todo entrelazado con la vegetación para formar composiciones escénicas. Este es un lugar ideal para declaraciones románticas o para recargar energía después de un día ajetreado.

 

Jardín Wallenstein

Letenská St., Prague 1 – Malá Strana; www.senat.cz

Un jardín de principios del barroco, erigido en una estricta distribución, se creó paralelamente a la construcción del Palacio Wallenstein en los años 1623-1629. Imponente a primera vista es la colosal construcción en tres ejes – la así llamada, sala terrena, y una cueva (gruta) de estalactitas artificiales. Al caminar por los jardines serás acompañado por pavo reales criados en libertad, mientras que en el aviario podrás observar algunos viejos búhos sabios.

 

El Jardín Vrtba

Karmelitská 25, Prague 1 – Malá Strana; www.vrtbovska.cz

Un jardín de la ciudad palaciega, al estilo italiano, es una joya entre los jardines barrocos italianos de toda Europa Central. Respecto a su tamaño es uno de los jardines más pequeños, aunque, en términos de diseño, la originalidad arquitectónica en un lugar con una pendiente tan irregular, y por el valor artístico e histórico de su decoración, es de importancia mundial. Se recomienda en particular una excursión vespertina por el jardín iluminado (es necesario hacer reserva), cuando  podrás disfrutar de este lugar tranquilo y familiar, en todo su esplendor.

 

Jardín Franciscano

Jungmannovo náměstí, Prague 1 – Nové Město; www.praha1.cz

Este singular oasis natural  en el corazón de la ciudad tiene un montón de bancos, bajo pérgolas metálicas con enredaderas de rosas, que florecen en el verano. La mayor parte del jardín es para descansar con muchos asientos disponibles. Sus secciones individuales con vegetación están delimitadas por setos recortados. Con muchos árboles frutales y rosales que se plantan aquí.

 

Jardín Vojanovy sady

U Lužického semináře 17, Prague 1 – Malá Strana; www.vojanovysady.cz

Vojanovy Sady es considerado como la porción de jardín más antigua que se conserve en Praga. Su atmósfera de contemplación,  por lo que se dice, se remonta desde la Edad Media, cuando fue fundado como jardín monástico. Aquí se puede encontrar la paz del bullicio de la gran ciudad, donde se puede descansar en un banco junto a la piscina, a la sombra de los árboles maduros.

 

Parque Grébovka (Havlíčkovy sady)

Prague 2 – Vinohrady; www.praha2.cz

Un parque, inspirado en el Renacimiento italiano, con una fuente y cascadas de agua, un estanque, pabellones, esculturas y una gruta encantadora, que ofrece vistas únicas de Praga, con lugares para sentarse en una encantadora bodega de vinos o en un jardín cafetería. Si quieres ejercitarte un poco, prueba el parque local con equipos para ejercitar los músculos.

 

Parque Vyšehrad

Prague 2 – Vyšehrad

Un lugar mágico, con la temática de mitos y leyendas, que ofrece no sólo escondites románticos y hermosas vistas al río Vltava y al Castillo de Praga, sino también un parque infantil y varias cafeterías. El poder de los tiempos legendarios parece surgir a la superficie, incluso hoy, y tal vez esta es la razón por la que Vyšehrad es tan popular entre los visitantes con mentalidad más espiritual.

PAT

Check Also

Cultura Selecta Checa

Con sus producciones de clase mundial, de ballet y de música clásica, sus excepcionales e históricas sedes y los precios increíblemente económicos de sus boletos, no es sorprendente que Praga sea uno de los verdaderos centros culturales del mundo. Así que sería una pena que el visitante deje la capital Checa sin presenciar algún espectáculo. La historia musical de Praga es rica y variada. Esta ciudad no tan sólo es renombrada por ser la cuna de algunos de los más grandes compositores de la historia, incluyendo Antonin Dvořák o Bedřich Smetana, sino que también atrajo a grandes compositores extranjeros, como Wolfgang Amadeus Mozart (quien estrenó Don Giovanni en la ciudad en 1787).