Paseo de la Plaza del Barrio Antiguo al Ayuntamiento

Mientras que el corazón moderno de Praga late en la Plaza Wenceslas, el pasado de la ciudad se mantiene vivo en la Plaza del Barrio Antiguo. Aunque inevitablemente se ha convertido de algún modo en una trampa para turistas – con sus heladerías top dollar, las interminables tertulias de las visitas guiadas, invasión de Segways (cuídate de tales artefactos) – uno no puede dejar de maravillarse ante la inmensa cantidad de historia preservada que se encuentra contenida en este pequeño espacio.

La Plaza del Barrio Antiguo siempre ha sido un centro de celebración. Hoy en día, aquí se congregan multitudes para la final de una competencia internacional de hockey sobre hielo, o para participar de las delicias del Mercado de Navidad, pero en el pasado, la gente se reunía en lo que se reconoce como momentos más decisivos, como la bienvenida hacia la fundación de la República de Checoslovaquia en 1918, y en las frenéticas celebraciones de 1989 en las que los Checos hicieron sonar el retorno a la democracia en su país.

Si bien la Plaza no tan sólo es un centro de la celebración; también cobija una historia mucho más obscura – una invasión, una ejecución y una defenestración (más de una al mismo tiempo).

1.  Una masa de turistas se encuentra de manera casi permanente centrada alrededor de la Plaza del Ayuntamiento del Barrio Antiguo – un edificio del siglo XIV cuya pieza central es su Reloj Astronómico, agregado en 1410 por el relojero imperial Mikuláš of Kadaň. A la hora, un mar de turistas alza su vista hacia el reloj, conforme una figurilla que representa a la muerte suena una campana e invierte su reloj de arena, y el desfile de los 12 Apóstoles pasa por las ventanillas arriba del reloj. Desde los últimos años, debido a que muchos consideraron que esta escena era de alguna forma deprimente, un trompetista también entona una fanfarria desde la parte superior de la torre. La fachada del reloj en sí misma es de una complejidad imposible; muestra la hora en el rango de 0 a 24 hrs, la hora Bohemia Tradicional y las horas del amanecer y del atardecer.

2.  Los más infames momentos del ayuntamiento del Barrio lo fueron sus defenestraciones (palabra de raíces Checas que significa arrojado desde una ventana abierta). La primera de estas tuvo lugar en 1419, cuando siete miembros del consejo de la ciudad fueron asesinados por una multitud enardecida de Husitas, y la segunda en 1618, cuando cuatro Lores Regentes Católicos corrieron con la misma suerte. Algunas fuentes, sin embargo afirman que este segundo grupo de víctimas cayó sobre una inmensa pila de estiércol, y por tanto salieron caminando ilesos. Si tienes la fortuna de programarlo bien, puedes apreciar una de las espectaculares funciones de luz y sonido que se proyectan sobre la torre, recordando su colorida historia.

3.  A la derecha del reloj, y hacia el centro de la Plaza se erige el oxidado Memorial de Jan Hus. Este singular héroe nacional es celebrado en un día feriado nacional cada 6 de Julio. Una vez controlada por los Husitas, y dominando desde arriba la Plaza del Barrio Antiguo está la Iglesia de Nuestra Señora ante el Týn. Es una de las más grandes Iglesias de la ciudad, y otro de los logros arquitectónicos de Carlos IV (el del famoso Puente Charles). Se dice, que la estructura que tienes ante ti tomó algún tiempo para completarse. Los trabajos se iniciaron en la iglesia en 1365, pero la torre sur no se terminó hasta 1511. Busca las cuatro pequeñas torres colocadas alrededor de las grandes — esto indica un sitio de ejecución; un lugar donde muchos Husitas perdieron sus cabezas. La iglesia podrá tener exteriores Góticos, pero al dirigir tu Mirada hacia su portal se revela otra historia; el de una fuerte influencia Barroca. Dentro, encontrarás el más grande órgano tubular en Praga.

4.  El salir de la Plaza del Barrio Antiguo puede llegar a ser una ardua tarea, con la combinación de estrechos pasadizos y continuos enjambres de turistas. Tu mejor opción para escapar es por el camino de Železná, que te conducirá directamente hacia un espacio más amplio y tranquilo, y al Teatro del Estado – la estructura neoclásica que se ve como un pastel de bodas verde. Este teatro representa el embeleso de Mozart con Praga, y fue aquí donde el genio dirigió su estreno mundial de Don Giovanni. Afuera de la fachada del teatro posa casi en cuclillas la demoniaca estatua del Commendatore inspirada en esa ópera. Podrás también reconocer los interiores de terciopelo azul; de la locación de la cinta ganadora del Oscar, Amadeus, que rodó el director Checo Miloš Forman.

5.  A la izquierda del Teatro del Estado está el Carolinum, fundado por Carlos IV en 1348 como la primera universidad de Europa Central. Durante su ampliación, el campus fue equipado con salas de lectura, un spa y de forma bizarra, una prisión. La característica sobresaliente del edificio es su ventana colgante Gótica, elaborada en 1370 y decorada con un trabajo de piedra ornamental que tomaría horas, si no es que días el apreciarlo en su totalidad. En la actualidad el Carolinum se usa en gran medida para ceremonias de  graduación.

6.  Camina hacia el lado derecho del Teatro Estatal y sigue por Ovocný trh hacia la izquierda, que te conduce hacia la Casa de la Virgen Negra – un extremadamente raro ejemplo de Cubismo Checo, un movimiento que se registró marcadamente en el periodo entre 1910 y 1914, y fue extinto por la llegada de la Primera Guerra Mundial. La Casa de la Virgen Negra hospeda dos lugares de gran interés; el primero es el museo Cubista y tienda de regalos; la segunda, el totalmente restaurado Grand Café Orient, donde podrás disfrutar de un espeso y caliente chocolate o un vaso de vino, al tiempo que escuchas música clásica interpretada en el gran piano. Si este edificio ha despertado tu interés por el Cubismo Checo, deberás también ver la villa diseñada-Josef Chochol localizada río arriba hacia Vyšehrad.

7.  Ahora entra a Celetná, donde de inmediato te encontrarás con la vista de la Torre de Pólvora – una estructura Gótica que alguna vez fue parte del amurallado de la ciudad. Era también el lugar donde – hasta 1836 – los monarcas Bohemios habrían de pasar en su desfile de coronación hacia la Catedral de San Vito.  En la actualidad, puedes caminar sus 186 etapas y disfrutar de las mejores vistas del Barrio Nuevo.

8.  Adjunta a la Torre de Pólvora está la que se considera como la más fina manifestación de Art Nouveau. Es el resultado de los esfuerzos conjuntos de muchos de los más representativos artistas y arquitectos de esos tiempos, incluyendo a Alfons Mucha, quien creó algunos de los murales interiores. Adentro, hay un café, dos restaurantes y el recientemente restaurado American Bar, donde te envuelven en un estilo de Manhattan. Para una experiencia de cena Art Nouveau igual de ostentosa pero con un precio más atractivo, cruza Náměstí Republiky y camina por cinco minutos hacia Na poříčí, donde el Café Imperial aparecerá a tu izquierda. Aquí podrás realmente disfrutar de unos huevos Benedicto con el esplendor de la influencia Egipcia.

 

 

Este paseo puedes recorrerlo por tu cuenta (paseo auto-guiado), o te podemos gestionar un guía profesional en Castellano. El guía del paseo puede ajustar esta caminata a tus necesidades especiales, por ejemplo al recomendarte un lugar para hacer la pausa del almuerzo, o bien un crucero por el río o un viaje por tram si te cansaste de caminar, etc. El/la guía puede recogerte en tu hotel, o puedes acordar el reunirte en cualquier lugar de la ciudad. Envíanos por email tus datos para que te coticemos nuestros precios.

 

PAT

Check Also

Tour Panorámico en Coches de Época

Un par de agencias ofecen un tour alrededor de la ciudad a bordo de coches Checos de época que resalen a finales del 1920 y principios de los años '30. Existen diferentes puntos a lo largo de la ciudad donde se puede acceder a estos coches; los tour parten según la disponibilidad o cuando ustedes lo soliciten, siempre que sean un número de personas suficientes. Los tour duran aproximadamente 40 minutos.