Home / Recorridos por la Ciudad / Un Paseo Introductorio por Praga, Guía del Peatón

Un Paseo Introductorio por Praga, Guía del Peatón

Debido a sus dimensiones relativamente pequeñas, muchos de los lugares históricos más importantes de Praga se pueden recorrer en un paseo a pie. Dependiendo de tu tiempo disponible, puedes disfrutar de un recorrido de 2-3 horas, o, si dispones de todo el día, visitar algunos sitios con mayor detalle. Recuerda que en cada uno de tus pasos en este recorrido, estarás siguiendo los pasos de aquellos Reyes Checos, quienes durante cuatro siglos, en el día de su coronación desfilaron desde La Torre de la Pólvora hasta el Castillo de Praga.

1. Respecto de toda esta Historia increíblemente preservada, iniciaremos en el moderno centro de Praga. Una de las primeras cosas que habrás de notar es la Plaza Wenceslas, que más que plaza, tiene la forma de un largo Bulevar. De hecho adquirió su nombre actual en 1848. Antes de esa fecha se le llamaba Mercado de Caballos, es el porqué de su forma y dimensiones; imagina la multitud de caballos y comerciantes que solían reunirse aquí.

2. El Museo Nacional de Praga, que se encuentra en una etapa de grandes transformaciones, se erige majestuoso en la cabecera de la Plaza Wenceslas, ha sido testigo de los más críticos momentos de la ciudad. Al pie de su escalinata se encuentra el Monumento Conmemorativo a Jan Palach – el estudiante que se dio a conocer al prenderse fuego en protesta por la invasión Soviética a la República Checa in 1968. No te dejes engañar por la apariencia  sobrecargada y en partes descuidada en las fachadas de la Plaza. Dirige tu mirada hacia algunos maravillosos ejemplos de arquitectura Art Nouveau, incluyendo el exquisito Grand Hotel Europa.

3. En la parte inferior de la Plaza Wenceslas, da vuelta a la derecha hacia la activa calle comercial de Na Příkopě (que significa ‘en el foso’). Aquí se encuentran reunidas una serie de marcas de prestigio, así como el Museo del Comunismo, instalado sin afán de ironía entre un casino y un McDonald’s. Mira hacia tu derecha también; Panská da cabida al Mucha Museum, mientras que la paralela calle de Nekázanka es cruzada por un par de puentes con un precioso estilo Veneciano.

4. Al ir llegando al final de Na Příkopě, la arquitectura presenta una yuxtaposición fascinante. A tu derecha se encuentra el imponente Banco Nacional Checo, el cual puedes reconocer en la película de acción xXx, donde Vin Diesel pende de su estatua. A tu izquierda se encuentra un edificio aún más impactante – La Torre de Gótica de la Pólvora, que alguna vez fuera parte de las murallas medievales de la ciudad y adquirió su nombre cuando se convirtió en almacén de pólvora durante el siglo XVII.

5. Tan imponente como la Torre de Pólvora está el edificio contiguo – el majestuoso Palacio Municipal (Obecní dům), que fue construido durante esos días de epopeya entre 1905 y 1912. Desde su balcón, fue declarado el primer estado Checoslovaco.

6. Una vez que has estado en éstos lugares increíblemente yuxtapuestos en Náměstí Republiky, pasa debajo de la Torre de Pólvora hacia Celetná. A pesar de que hoy en día la calle de Celetná está saturada de comercios orientados hacia turistas ofreciendo baratijas de dudosa calidad, mantén abiertos tus ojos hacia la única en su tipo Casa de la Virgen Negra – una estructura Cubista diseñada por Josef Gočár, que hoy aloja el museo del Cubismo y el glorioso Grand Café Orient.

7. Esperando por ti al final de Celetná está La Plaza Antigua de Praga. Una de las características sobresalientes de la plaza es la Iglesia de Nuestra Señora Frente al Týn, la cual, si la observas con detenimiento, cuenta con dos campanarios, similares pero distintos; genial para un juego de “busca las diferencias” de la vida real.

8. La pieza central de la plaza es, sin embargo, su Reloj Astronómico. Este instrumento extremadamente complicado data de 1410, y se dice que su creador quedó ciego después de haber terminado su construcción, de modo que nunca pudo repetir esta obra maestra en ninguna otra ciudad.

9. Ahora con el reloj a tu derecha, camina directamente hacia Malé náměstí, y desde aquí cruza hacia Jilská, y Karlova, que es truncada por Husova, y continúa de nuevo un poco desplazada hacia la derecha. Mientras te abres paso de entre la multitud de turistas, tómate un poco o más de tiempo para visitar una de las tiendas de marionetas; estas figuras en madera son famosas en Praga, y existe en esta zona un buen número de teatros especializados en ellas.

10. Al final de Karlova, estarás ante el Puente Carlos. Aunque su estructura data del siglo XIV, no es el primer puente en estar aquí; el Puente Santa Judith colapsó por las inundaciones de 1342. El puente que lo sustituye, el cual estás cruzando ahora, fue construido por el Rey Carlos IV en 1357. Se tiene la historia de que el rey era tan supersticioso, que consultó a sus astrólogos acerca de cual sería el día ‘más afortunado’ para iniciar la construcción. Ellos volvieron con la polindrómica fecha de 9 de Julio de 1357 a las 5:31. Medítalo un poco…

11. Al salir del puente por el extremo opuesto, podrás admirar la otra vieja torre, camina directo hacia Mostecká, hasta alcanzar Malostranské náměstí, en la que predomina la cúpula de La Iglesia de San Nicolás (una de las tres iglesias que tienen ese nombre en Praga). Admírala desde el exterior – si tienes tiempo, ve curiosear su espléndido y brillante interior – sigues hacia tu izquierda, y te enfilas hacia la colina que inicia en la esquina superior derecha de Malostranské náměstí.

12. Esta calle inclinada – llamada Nerudova – te llevará por un cúmulo de restaurantes, bares y galerías, hacia las escarpadas alturas del Castillo de Praga. Mientras que haces tu ascenso, asegúrate de tomar suficientes descansos, tomándolos como excusa para apreciar los intrincados relieves que adornan muchos de los edificios. No pierdas de vista especialmente a una pareja de águilas de mirada petrificante.

13. En el punto donde Nerudova se divide, vira hacia los escalones de piedra a tu derecha. Éstos te llevarán hacia El Castillo de Praga. Desde su elevación, estás en uno de los puntos mejor posicionados de la ciudad, y si el clima lo permite, podrás ver la ‘Ciudad Dorada’ extendiéndose por kilómetros delante de ti.

14. El conjunto del Castillo te ofrece no pocas cosas por hacer, incluyendo sus hermosos jardines, un museo de juguetes y El monasteio Strahov, con su famosa biblioteca y cervecería, que elabora una deliciosa variedad de cervezas según la época del año. Dentro del Castillo de Praga predomina la imponente presencia de La Catedral de San Vito, y el admirar sus vitrales es un punto obligado. Aunque visitar la Catedral por completo tiene un costo, los visitantes pueden llegar a entrar hasta algo así como un tercio de la misma sin costo alguno. Se dice que si tú aseguras que vienes a orar aquí, el personal de la Catedral no tiene más remedio que dejarte entrar al resto del edificio gratuitamente.

15. Para este momento, tus pies deben estar muy cansados para continuar, aléjate del portal del Castillo, abandona la plaza, con el pequeño parque triangular a tu derecha, y camina hacia Loretánská, que cuatro cuadras más adelante cruza con Keplerova. Aquí encontrarás la parada de tren ligero Pohořelec. Como alternativa, dirígete hacia el portal del Castillo, a través del primero y del segundo patios interiores, donde verás una salida por el corredor de arcos a tu izquierda. Camina a través de él, atraviesa el puente y pasa por la Galería de la Escuela de Equitación hacia Mariánské Hradby, donde encontrarás la parada de tren ligero Pražsky hrad. En cualquiera de las paradas a la que llegues, el tren no. 22 te llevará de regreso hacia el centro de la ciudad.

 

[mappress mapid=”67″]

Este paseo puedes recorrerlo por tu cuenta (paseo auto-guiado), o te podemos gestionar un guía profesional en Castellano. El guía del paseo puede ajustar esta caminata a tus necesidades especiales, por ejemplo al recomendarte un lugar para hacer la pausa del almuerzo, o bien un crucero por el río o un viaje por tram si te cansaste de caminar, etc. El/la guía puede recogerte en tu hotel, o puedes acordar el reunirte en cualquier lugar de la ciudad. Envíanos por email tus datos para que te coticemos nuestros precios.

Check Also

Tour Panorámico en Coches de Época

Un par de agencias ofecen un tour alrededor de la ciudad a bordo de coches Checos de época que resalen a finales del 1920 y principios de los años '30. Existen diferentes puntos a lo largo de la ciudad donde se puede acceder a estos coches; los tour parten según la disponibilidad o cuando ustedes lo soliciten, siempre que sean un número de personas suficientes. Los tour duran aproximadamente 40 minutos.