Consejos

Superando la Barrera del Idioma

Superando la Barrera del IdiomaAunque mucha gente piensa lo contrario, la barrera del idioma en la República Checa no es más grande que en cualquier otro país Europeo – de hecho, es más fácil la comunicación en la mayoría de las ciudades Checas que como lo es en Alemania o Italia. Cuando se derrumbó la Cortina de Hierro en 1989, no había muchos angloparlantes en el país, pero esto ya no es así. Ahora la mayoría de los trabajadores Checos de la industria del turismo hablan inglés, tal como lo hacen casi todos los jóvenes Checos.

Pero como todo país cuyo idioma local no es el inglés, no todo mundo habla inglés, lo que puede llevar a problemas de comunicación. Lo que es más probable cuando te encuentras con alguien mayor de 40 años, que trabaje como empleado o encargado de servicio al cliente. No esperes que la gente te entienda y, si no lo hacen, piensa en la forma de darte a entender. Por ejemplo, si compras un boleto de tren, simplemente escribe el destino al que deseas ir, así como la hora de salida en un pedazo de papel. Además, si resulta que sabes un poco de alemán, esto te podría ser útil, especialmente en el sur, ya que se encuentran muchos turistas austriacos por ahí.

El idioma Checo es parte de las lenguas eslavas y por lo tanto, estrechamente relacionadas con las de Eslovaquia y Polonia, entre otros países. Lo más difícil acerca de cualquier lengua eslava es por lo general la pronunciación de las palabras. De hecho, son a veces tan difíciles de pronunciar que los primeros misioneros cristianos, llamados Cirilo y Metodio, cuando llegaron a Europa del Este, inventaron un alfabeto completamente nuevo para incluir los distintos vocablos eslavos. Este se conoce como alfabeto Cirílico y aún se usa en países como Serbia y Rusia.

La República Checa ya no utiliza el alfabeto cirílico y en su lugar utiliza el alfabeto latino – el que es usado en casi todo el mundo. Todavía hay un montón de signos diacríticos – marcas por encima de palabras letras-aunque ello conduce a un montón de sonidos diferentes. Un acento agudo (á, é, í, ó, ú, y) significa que pausarás esa vocal, no indica que la acentuarás, pues el acento cae en la primera sílaba. La letra c siempre suena como “ts” (como en la palabra del inglés “cats“). El acento carón (háček) sobre la č, š, o ž suena respectivamente como una “ch,” como una “sh” (un poco más suave que la “ch”), o como “zh” (como el “yo” de los argentinos). El acento carón sobre la ě lo hace sonar como “yeh.”

El idioma Checo tiene un sonido que no se encuentra en ningún otro idioma del mundo, y este se simboliza con la letra ř (como en “Dokořán”). Este sonido es como una mezcla de “zh” y la “r” fuerte del español ligeramente matizada. Otra letra potencialmente conflictiva es la ň, que se pronuncia como la “ni” de anión. Éstas son las que se pueden dificultar, por lo que es aceptable para los extranjeros el que las sustituyan el sonido de una “r” o una “ñ” suavizadas.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba