Home / Seguridad / Seguridad en Praga

Seguridad en Praga

Seguridad en PragaPraga es una de las capitales europeas con menor delincuencia. Sin embargo, existen ciertas situaciones en las que hay que tomar precauciones:

 

Son frecuentes los carteristas en medios de transporte públicos

Hay que tener cuidado en metros, tranvías y autobuses llenos, especialmente en la línea 22 de tranvía. Los lugares atractivos para los turistas no atraen sólo a los visitantes, sino también a los rateros. Éstos saben aprovechar su habilidad al ver que no presta demasiada atención a sus pertenencias para apropiarse de ellas. Tenga cuidado con sus objetos personales sobre todo en aquellos lugares donde hay mayor concentración de gente, es decir en los medios de transporte urbano, clubes, monumentos atractivos. En la ciudad de Praga hay durante la temporada turística más policías en las calles quienes están preparados para ayudarle cuando surja algún problema.

 

Nunca hay que cambiar dinero en las calles

Es posible encontrar gente en la calle ofreciendo mejor cambio que las oficinas de cambio o bancos. Es mejor ignorarles ya que muchos de ellos son timadores. Antes de realizar un cambio monetario, compare las comisiones en distintas oficinas de cambio o realice éstos en bancos. Aunque un puesto se anuncie como 0% o “free comission”, pregunte antes de realizar una transacción. Normalmente la comisión del 0% sólo se aplica si compra divisa extranjera. Si intenta vender euros, le cobrarán comisión, en algunos casos de hasta el 10%. En comparación, los bancos no suelen aplicar más del !% o 4%. Además, los mapas que se ofrecen en estos puestos de cambio no suelen ser gratuitos. De todas formas siempre pida la información sobre la suma total que recibirá del cambista. Aunque las oficinas de cambio tienen esta información a la vista en idiomas extranjeros, ocurre a menudo que el turista no se fijará de ella (ya que está escrita intencionadamente con una letra más pequeña). 

 

Taxi de Praga

La publicidad negativa, fruto del comportamiento de algunos taxistas praguenses, es la causa de la mala fama que tenía la ciudad en el mundo. Escoja siempre un vehículo que tiene en un lugar bien visible el número de registro, el nombre de la empresa y la lista de precios. Estos deberán concordar con los que marca el taxímetro; después de finalizar el viaje, pida su recibo. Si es posible, resérvese el taxi por teléfono mediante el servicio de radiodespacho que le anticipará el precio del itinerario pedido. Le darán los teléfonos de contacto en su hotel o en cualquier centro de información.

 

Propina en restaurantes

Es una costumbre común dejar al personal una propina correspondiente al 10 % de la cuenta total. En algunos restaurantes esta suma aparece como un importe aparte en su cuenta. Sin embargo, tal información se indicará siempre en la carta u otro impreso oficial del local. El personal está obligado a extenderle el recibo de la cuenta total. Si no ocurre así y se le pedirá un pago aparte, se trata con toda probabilidad de un intento de enriquecerse ilegalmente. Si no está de acuerdo con la cuenta, pida la explicación del jefe. Es que los propietarios no se enteran muchas veces de que su personal trata de mejorar de esta manera sus propias ganancias.

 

Traslados con medios de transporte público

Los traslados con medios de transporte público no sólo ahorra tiempo, sino también dinero siempre que viaje con su ticket marcado. Después de subir a un medio de transporte – autobús, tranvía, metro – hay que marcar su ticket. Sólo así es válido y no corre riesgo de enfrentarse con alguno de los inspectores. No merece la pena confiarse de que precisamente usted no encontrará a ninguno. Las multas superan más de veinte veces el precio de un ticket.

Cambios de Ruta en los Trams (tranvías)

En una ciudad tan antigua como la de Praga, la infraestructura necesita de un mantenimiento constante. Esto implica el destrozar las calles, y en consecuencia, cambios en las rutas del tram. Antes de salir, revisa si hay actualizaciones de la red de transporte público de Praga en www.dpp.cz. Para evitar confusiones, los horarios de tranvías con cambios en su ruta se encuentran de color amarillo en vez de blanco.

 

Personal desagradable, servicios inadecuados

¿Le decepcionó el nivel de servicios en un hotel, un restaurante, una agencia de viajes o en otra parte? Intente solucionar su queja directamente en el lugar con el jefe o el director de dicho establecimiento. Sólo así tendrá la posibilidad de mejora del servicio mientras que después de su regreso a casa ya es difícil o demasiado lento pedir un ajuste aunque se dirija a alguna institución superior.

 

Doble Criterio de Cobro

A pesar de que esto infringe la ley, le cobran de más a los turistas,-cualquier  establecimiento de prestigio, entre ellos el Museo Judío, ofrecen un descuento del 50 por ciento a los Checos. Con tan sólo dar a entender a los vendedores de boletos que estás enterado del precio con descuento es de ayuda, pero todavía no existe ninguna garantía tangible de que no serás penalizado por ser extranjero.

 

Suciedad de Perro

Las autoridades municipales se dieron por vencidos hace muchos años en sus intentos de censar el número de residentes caninos en Praga. Asimismo, se han lavado las manos respecto a intentar limpiar sus desechos. Los dueños de perros en la localidad son también son acentuadamente descuidados, así que ten cuidado al caminar.

 

Prostitución

A pesar de las buenas intenciones de la ley, la profesión más antigua aún se mantiene viva en una “zona gris” de la ciudad. Nunca des por hecho que la prostitución es legal. Incluso los santos deben evitar las prostitutas de ambos sexos: son conocidas a menudo por complementar sus ingresos como carteristas.

 

Bares que No Cierran y Bares Herna

Desafortunadamente, Praga tiene muy pocos bares y cafés de prestigio que abran hasta la madrugada. Las palabras “non-stop” (que no cierran) y “herna” son sinónimo de personajes sombríos; estos últimos están llenos de máquinas tragamonedas y adictos al juego. Te sería mejor terminar tu noche temprano, o pagar por entrar a un club nocturno.

 

Cabezas Rapadas

Debido a los 40 años de aislamiento comunista, algunos Checos por desgracia, perdieron la costumbre a ver personas diferentes a ellos, o con vestimenta diferente. Desde 1989, el movimiento  neonazi de cabezas rapadas (skinheads) ha crecido a un ritmo alarmante. Se llega a tener violencia al azar, no provocada contra las personas de piel oscura, pero es poco probable que te afecte en las principales zonas turísticas.

 

Envenenamiento por Comida

Los casos de intoxicación letal por alimentos son muy raros, pero los casos leves son comunes. Familiarízate con los síntomas, como náuseas y diarrea. Los puestos de comida en la calle son más propensos a causar problemas que los restaurantes formales, ya que los ingredientes están expuestos a bacterias y a menudo no están muy bien cocidos. En caso de duda, evita el pescado, los huevos y sus derivados, incluso la mayonesa.

 

Pequeños Negocios de Comida

Hay una cantidad muy numerosa de pequeños negocios de comida en el centro, cuyos precios en sus productos llegan a ser hasta 10 veces más caros de lo normal. Casi siempre los puedes reconocer, ya que no tienen indicados sus precios en ningún lugar. Los propietarios de este tipo de negocios son en su mayoría de minorías vietnamitas o rusas.

 

Zona Insegura en las Cercanías de la Estación Central de Trenes

Hay zonas donde incluso un ciudadano nacido y criado en Praga no se atreve a ir de noche, y la Estación Central de Trenes es una de ellas. Todos los días se puede ver a decenas de personas sospechosas que se sientan en los bancos y que pasan su tiempo bebiendo vino de caja, u otro tipo de alcohol barato, consumiendo drogas o pidiendo dinero a los turistas que van de paso. Durante el día, se considera que la zona es aceptable, debido a la presencia de la policía y por el tráfico.

PAT

Check Also

La sobrecarga en los restaurantes

Siempre deben tener presente que en los restaurantes de Praga nada es gratis – si el camarero les ofrece unas patatas fritas y ustedes las aceptan, estas serán cargadas a su cuenta. Pan, mayonesa, salsas – casi todo tiene su precio.