Home / Eventos / Mercados de Pascua de Praga y Tradiciones de Pascua en Chequia

Mercados de Pascua de Praga y Tradiciones de Pascua en Chequia

Tradiciones de Pascua en ChequiaLos mercados de Pascua en Praga ofrecen bienes artesanales, todo tipo de comida y bebida, y muestran las maravillosas costumbres antiguas de la tradicional pascua de Chequia.

Los mercados de Pascua de Praga funcionan a diario desde el 9 de abril de 2001 – Mayo 2011 en la plaza de la Ciudad Antigua y la Plaza de Wenceslao. Cerca de 100 puestos albergan una gran variedad de productos artesanales; juguetes de madera, cristal de Chequia y objetos de cristal, joyería, metales, candelabros, ropa bordada y muñecos y muñecas bellamente vestidos.

La visión más común es la de los huevos de pascua brillantemente coloreados a mano, que mujeres vestidas al estilo Checo tradicional pueden incluso personalizar para ti, pintando sobre ellos un nombre o un mensaje especial.

Los mercados de pascua de Praga no son sólo para comprar estos objetos. Los sabores y olores son igualmente tentadores, con sus terriblemente insanas, pero maravillosamente sabrosas salchichas a la barbacoa y la cerveza Pilsner helada a la venta. Muchos puestos también tienen grandes jamones asándose sobre espetos.

Además existe una variedad de dulces tradicionales de Chequia, como el “Trdelnik”, un pastelito envuelto de azúcar.

Los escenarios levantados en la Plaza de la Ciudad Antigua y la de Wenceslao albergan a grupos de folk de escuela y bailarines, que viajan por toda Chequia para actuar.

Mercados de Pascua de Praga

Los Mercados de Pascua para los Niños

Una barraca de madera en la Plaza de la Ciudad Antigua ofrece talleres para los niños. Tus pequeños pueden unirse para crear decoraciones de Pascua; hacer pollos de pascua, pintar huevos y jarrones de flores, y otras actividades.

 

Orígenes de los Mercados de Pascua en Praga

Los mercados de Pascua en Praga se remontan a un período muy anterior a la era comunista y entroncan profundamente con festividades religiosas. Bajo el comunismo, sufrieron un declive, ya que los aspectos religiosos fueron prohibidos y las celebraciones de Pascua se limitaron a dar la bienvenida a la primavera.

Desde la caída del comunismo, los Mercados de Pascua de Praga han gozado de un renacimiento. Tanto los checos como los turistas ahora vienen a explorar los puestos y a meterse en la atmósfera.

 

Huevos de Pascua de Praga

Para ayudar a los visitantes a comprender las tradiciones que se muestran en Praga, ofrecemos una breve visión de la Pascua de Chequia, tal como se celebra en los pueblos y villas a lo largo del país. La Pascua es un momento excitante del año, particularmente para los niños checos.

 

Preparativos de Pascua

Los niños finalizan la escuela el “Miércoles Feo”. Al día siguiente (“el Jueves Verde”) los niños se equipan con matracas de madera, llamadas “rehtacka”. Entonces forman un grupo y recorren su villa o pueblo, agitando las matracas con vigor. Esto, según dicta la tradición, espanta a Judas.

Esta marcha se repite el “Buen Viernes” y entonces una vez más el “Domingo Blanco”. El sábado, el avance se ralentiza por los niños, parándose en cada casa y agitando sus matracas ¡hasta que reciben un regalo!

 

Domingo de Pascua

El mayor símbolo de la Pascua es el huevo, con sus conexiones con la primavera y la nueva vida. El domingo de Pascua, las niñas y mujeres de la villa pintan huevos. Es una labor que requiere destreza con muchas variantes en la decoración; normalmente con acuarelas, calcomanías, cera de abeja, paja y/o plumas. Para huevos particularmente bien decorados existe incluso un certamen de huevos de Pascua que tiene lugar anualmente en Praga.

Mientras las chicas pintan sus huevos de Pascua, los chicos preparan sus fustas de Pascua, para el Lunes de Pascua. Este no es el tipo de fusta usada con los caballos, sino que está hecha con ramitas de mimbre trenzadas. Una vez más, esto requiere cierta destreza para hacerlas y cuantas más ramitas, más difícil es trenzar una fusta.

Los visitantes pueden ver ejemplos de estas fustas de Pascua en los Mercados de Praga, ¡quizás hasta quieran participar!

 

Lunes de Pascua

El lunes de pascua la gente se levanta temprano. Los niños y los hombres se ponen en marcha en un “viaje de latigazos” por la villa.

Los niños paran en las casas de la gente y fustigan las piernas de toda chica y mujer que vive en la casa. A los niños pequeños se les pide que reciten una canción de Pascua mientras van a dar los latigazos.

Y si los latigazos no fuesen suficiente, una costumbre popular es coger a la chica y lanzarla en un baño de agua helada, conocido como la “zambullida de pascua”. Los latigazos y la zambullida se realizan para espantar a los malos espíritus y las enfermedades. Puede que no lo aprecien en el momento, ¡pero es de verdad bueno para la chica!

Una vez que terminan los latigazos y la zambullida, la chica (cosa extraña) recompensa al niño con uno de sus huevos pintados. Ella entonces ata una cinta alrededor de su fusta y él va a la siguiente casa.

Mientras el niño avanza por la villa, sus bolsas se llenan de huevos y los látigos se vuelven más y más coloridos, con muchos lazos brillantes. Para los niños mayores, los regalos de huevos y lazos han dado últimamente paso a ofrecer al hombre tragos de alcohol. Al tiempo que llegan a casa, ¡ellos pueden estar muy contentos!

PAT

Check Also

Vísperas de Año Nuevo

Praga es un destino popular en la temporada navideña, al igual que durante las vísperas de año nuevo. Todos disfrutan de estas celebraciones, tanto los jóvenes como los viejos, las parejas románticas y calmadas, los individuos y los grupos. Hay opciones de entretenimiento para todos los gustos, desde conciertos de música clásica hasta los tradicionales mercados navideños, desde los paseos en bote por el Río Vltava hasta los clubes de baile y los programas especiales en restaurantes y bares.