Home / Alojamiento / Vecindarios y Lugares Donde Alojarse

Vecindarios y Lugares Donde Alojarse

Hay muchas opciones de alojamiento en Praga, desde hoteles acogedores y románticos a partir de casas históricas, hasta las cadenas de hoteles de lujo internacionales, como el Ibis, Hilton y Crowne Plaza. También hay hostales económicos con paquete B&B (habitación y desayuno), así como los pequeños hoteles boutique. Por otra parte, ha surgido una nueva tendencia de alquilar un apartamento de Praga a corto plazo, lo cual es particularmente popular entre los grupos más grandes que prefieren más independencia y privacidad.

 

Precios de los Hoteles

Los precios de alojamiento en la ciudad ya no son la ganga de antes, como durante la década de 1990, cuando el país comenzó a recibir a los viajeros occidentales. Son, más bien comparables con otras zonas, como por ejemplo los de la cercana Viena.

En el centro de Praga, un hotel de nivel intermedio costará alrededor de 150 euros en temporada alta. Lejos del centro, el precio podría bajar aproximadamente a la mitad. Un hotel de primer nivel costará de 150 € en adelante, los mejores hoteles de lujo cobran más de 200 €. Los hoteles económicos cobran menos de 80 € por una habitación doble o gemela, aunque los precios de esta guía son únicamente indicativos. Revisa las ofertas en línea, porque hay un gran número de hoteles que siempre tienen ofertas especiales disponibles, además de las vacaciones de Navidad y Semana Santa. En general, las tarifas de temporada alta cubrirán de abril a junio, septiembre, octubre, y el período de vacaciones de Navidad y Año Nuevo. Julio y agosto son temporada intermedia, mientras que el resto del año será clasificado como temporada baja. Durante este período, las tarifas pueden ser 30% o 40% menores. Incluso las tarifas durante la temporada alta pueden aumentar hasta en un 20% en fechas específicas. Esto se cumple específicamente durante Semana Santa, Año Nuevo y durante todo el festival de la Primavera de Praga. También ocurre durante los fines de semana (jueves a domingo) de mayo, junio y septiembre.

El precio para una estancia corta en un apartamento de alquiler será similar al de una habitación en un hotel nivel intermedio. Esto asegura la reducción en costos de transporte, fácil acceso a víveres locales y baratos, y la posibilidad de entrar y salir con total libertad.

 

Ubicaciones de los Hoteles

Muchos hoteles se encuentran alrededor de la Plaza Wenceslas  en el Barrio Nuevo. Es el corazón de todo, y la mayoría de los precios de sus hoteles reflejan esto. Entre otras zonas de gran demanda están, la zona alrededor de la Plaza del Barrio Antiguo (que está a pocos minutos a pie desde el puente Charles), y la zona cercana a la Plaza de la República (Náměstí Republiky) (cerca de la Plaza Comercial Palladium). Entre los hoteles que aquí se encuentran están, grandes inmuebles internacionales, antiguos lugares Checos, y algunos hoteles pequeños, mucho más exclusivos, y los apartamentos vacacionales.

Al sur y al oeste, en el Barrio Antiguo, hay varios hoteles más baratos a sólo unas pocas paradas del metro de la Plaza del Barrio Antiguo. Pero la zona es menos pintoresca, y algunas de las calles padecen de un tráfico muy pesado.

Para una vista del río Vltava, alójate en el Barrio Judío, aunque la mayoría de los hoteles aquí son caros. También hay unos cuantos “Boteles” amarrados a lo largo de los muelles, no muy lejos del centro de la ciudad. Estos pueden ser una buena opción para los viajeros en plan económico y para alojarse de manera inusual.

Por el Puente Charles, en el Barrio Pequeño, encontrarás unos cuantos hoteles interesantes en un ambiente encantador, aunque hay muchos menos por el Castillo de Praga en Hradcany. Una buena opción es la calle Nerudova, que conduce al Castillo de Praga.

Pero no necesariamente tienes que alojarte en los barrios históricos, otros vecindarios cercanos como Vinohrady, Smíchov y Žižkov están a pocas paradas de tram / tranvía (5 a 10 minutos) del Barrio Antiguo, no obstante podrás darte cuenta que es mucho más barato. Estos lugares ofrecen buenas opciones de aparcamiento, y excelentes restaurantes, clubes y tiendas.

No es muy recomendable alojarse en los suburbios de la ciudad. Tardarás tiempo adicional, con costos adicionales para llegar al centro de la ciudad y las áreas suburbanas podrían no contar con buenas instalaciones y restaurantes cercanos, como en los hoteles del centro, y el transporte público podría no ser muy adecuado, tomando en cuenta que las últimas paradas del metro a la medianoche.

 

 

Hradčany y El Castillo de Praga

Muy práctico para acceder al castillo, y, en general, un barrio tranquilo y silencioso. Sin embargo, hay pocos restaurantes a elegir, sólo unos cuantos bares, así como un trayecto cuesta arriba muy pronunciado al regresar del ambiente de vida nocturna en el Barrio Pequeño. Posiblemente la calle Nerudova sea la mejor selección, que tiene partes muy  agradables pero con precios bastante caros. Para una zona pintoresca y tranquila intenta el Nuevo Mundo (Novy Svet), que se encuentra a algunos cientos de metros del Castillo.

 

Barrio Pequeño (Malá Strana)

En el corazón de todo, cerca del Puente Charles, gran cantidad de clubes y restaurantes de precios accesibles en sus cercanías. El barrio antiguo queda a unos cuantos pasos, o puedes tomar el tram. A menudo, el alojamiento se da en pintorescos edificios históricos, y se mantiene en gran demanda a lo largo de todo el año. Básicamente, los hoteles son bastante caros, pero aún así puedes encontrar alguna buena oferta. Es posiblemente la mejor opción si tienes el dinero para pagarla.

 

Barrio Antiguo (Staré Město)

Justo en el centro y muy bien ubicado para visitar las principales atracciones a pie, con muchos  hoteles en edificios históricos. Sin embargo, puede estar atestado de gente y ser ruidoso en temporada alta. Además, es bastante larga la caminata hasta la parada de tram más cercana, porque el transporte público es restringido en las calles peatonales.

 

Barrio Nuevo (Nové Město)

Céntrico y con buenas conexiones de transporte y una amplia gama de lugares para comer, clubes nocturnos y accesible a la principal estación de metro. Sin embargo, el área que rodea la Plaza de Wenceslao es un lugar bien conocido por sus despedidas de soltero. Hay además, muchos clubes nocturnos para adultos, por lo que puede ser ruidoso de noche, y bastante vulgar en algunas áreas. Los precios de los hoteles pueden ser un poco más baratos, en comparación con los del Barrio Antiguo.

 

Vyšehrad

Los hoteles son más baratos aquí. Con buenas conexiones al metro, a sólo un par de paradas del centro de la ciudad. Sin embargo, no es fácil caminar desde aquí hasta las principales atracciones de la ciudad, y algunas zonas dan la sensación de tener un ambiente un tanto inhóspito.

 

Vinohrady

Se trata de una zona alto nivel de vida, que ostenta un alojamiento amplio y elegante. Consta de varios apartamentos propiedad de particulares que se ponen en alquiler a corto plazo, excelentes restaurantes y con algunos eventos culturales nocturnos. En las inmediaciones más cercanas no hay lugares de gran interés, se encuentra a moderada distancia del centro de la ciudad. En general, los precios de alojamiento son asequibles.

 

Karlín and Žižkov

El alojamiento aquí tiene precios muy competitivos, sin embargo no es la zona más frecuentada y es sin duda uno de los vecindarios menos atractivos. Se encuentra aproximadamente a cuatro paradas de tram a partir del centro de la ciudad. Te puedes encontrar con grandes bares cada esquina. Algunas zonas se ven un tanto descuidadas e inhóspitas, que pueden llegar a ser muy ruidosas en sus calles principales. Se tienen muchas escalinatas largas y pronunciadas colinas, con una gran cantidad de hoteles sin ascensores.

 

Smíchov

El área de Smíchov (Anděl) está cerca del centro, con un buen transporte público, y que definitivamente vale la pena considerar. Con instalaciones de calidad, además de una gran variedad de restaurantes y tiendas, hacen de este vecindario una buena opción.