Home / Excursiones / Cesky Krumlov

Cesky Krumlov

A 180 km de Praga, es una de las pocas ciudades que todavía conservan su propia naturaleza medieval. Cesky Krumlov se encuentra en  la encantadora campiña del sur de Bohemia, sobre una curva del río Vltava.

A la llegada a Český Krumlov te llamará la atención un monumental panorama del palacio que se extiende encima de la pintoresca arquitectura del pueblo vecino.

La ciudad es llamada también la perla de Bohemia. Su centro histórico fue incluido en el año 1992 en la Lista del Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad de la UNESCO. La ciudad está dominada dos hitos culturales nacionales: el castillo y la Iglesia Gótica de St. Vito. El castillo es, en parte una fortaleza medieval, y en parte chateau, magníficamente emplazado sobre un acantilado con vista a la ciudad. Y, por cierto, es el segundo más largo en las tierras checas, después del Castillo de Praga. Este imponente castillo renacentista, que fue alguna vez cuna de los poderosos caballeros de Rozmberks y los Schwarzenbergs, aloja una rica colección de muebles de época, tapices Flemish, armas históricas y una galería de pinturas. No puede dejar de ver el interior de este espléndido castillo, así como el casco antiguo, con sus románticos callejones y casas reconstruidas de la época medieval. El castillo fue construido alrededor de un castillo del siglo XIII, con elementos góticos, renacentistas y barrocos.  Las visitas guiadas incluyen un recorrido por la Sala de las Máscaras, un salón de baile pintado en 1748, con las figuras de huéspedes en un baile de máscaras. Las casas de Latrán, en los alrededores del castillo, eran habitadas originalmente por los criados y los funcionarios de la corte. Las construcciones del lugar incluyen el monasterio de Minoritas, del siglo XIV, y la cervecería Eggenberg, que todavía realiza sus repartos en un carro tirado a caballo. Bajo las escaleras del castillo se encuentra el antiguo hospicio medieval y la Iglesia de San José, ahora convertidos en departamentos privados.

Cesky Krumlov
Český Krumlov, Descubre la perla entre los monumentos de la UNESCO

Transportación Praga – Cesky Krumlov. Una alternativa al tren o al autobús. Haz una reserva de un minibús económico de puerta a puerta.

En la plaza principal se destaca el Ayuntamiento, con atractivas arcadas y bóvedas. Vilém devRožmberk (William de Rosemberg) está enterrado en la iglesia gótica de San Vito, que data de 1439. También vale la pena echar un vistazo a la Escuela Latina, ahora convertida en escuela de música, y el antiguo Colegio Jesuita, ahora Hotel Ruze. Es un ejemplo sobresaliente de los pequeños pueblos medievales centroeuropeos. El patrimonio arquitectónico de la ciudad ha permanecido intacto gracias a su pacífica evolución por más de cinco siglos. En 1993, fue inaugurado aquí el Centro de Arte Egon Schiele.

 

Castillo de Cesky Krumlov

Castillo de Cesky KrumlovDesde el Castillo de Cesky Krumlov y su ornamentada Torre Circular se puede divisar el casco antiguo, casi rodeado por el río Vltava (adultos/ excepciones – 50/ 30 CZK). Hay tres diferentes visitas guiadas para elegir: el primer recorrido (adultos / excepciones – 240/ 140 CZK en inglés, de una hora) abarca las opulentas habitaciones del renacimiento, incluyendo la capilla, la suite barroca, la galería de pinturas y la Sala de Máscaras; mientras que en el segundo recorrido (180/ 100 CZK, de una hora) se visita la galería de retratos de la familia Schwarzenberg y  sus alcobas, habitadas en el siglo XIX; por último en el Tour del Teatro (adultos/ excepciones 380/ 220 CZK; 40 minutos, de 10 a 16 hs. De martes a domingos, entre mayo y octubre) explora el destacado teatro rococó del castillo, con su maquinaria original de escena. El paseo por los patios y jardines del castillo es libre y gratuito.

Horarios de visita del Castillo: Las visitas guiadas se ofrecen de abril hasta octubre, aunque es posible pasear por sus alrededores durante todo el año. Castillo: Abril-mayo y sept-oct, de martes a domingos, de 9 a 12 y de 13 a 16 hs; julio-agosto, de martes a domingos, de 9 a 12 y de 13 a 17 hs. Torre: Abril-oct, de martes a domingos, de 9 a 21 hs.

 

El Museo de la Tortura

Los sótanos medievales reconstruidos del ayuntamiento antiguo (plaza Náměstí Svornosti 1) albergan la exposición del Museo del Derecho de la Tortura. Aquellos espacios auténticos introducirán al visitante en los tiempos del Medioevo, repletos de crueldad, en que el derecho de la tortura vivió su florecimiento y para torturar a inocentes y culpables se aprovecharon los métodos más crueles empleándose para tal fin correspondientes instrumentos y utensilios rebuscados. En una superficie de 400 m2 están expuestos casi cien instrumentos de tortura. Completan la exposición diez figuras de cera y la proyección de dos episodios con efectos audiovisuales únicos: la quema de una bruja y una decapitación.

 

Teatro Barroco (Zámecké Divadlo)

Los teatros barrocos solían encontrarse en toda Europa, pero la peligrosa práctica de usar velas y fuegos artificiales para iluminarlos en forma regular provocó que casi todos ellos hubiesen ardido. Los únicos dos restantes y abiertos al turismo son el Palacio de Drottningholm en Estocolmo, y éste, que se encuentra en el Castillo de Krumlov. El recorrido de este teatro tiene una duración de 40 minutos y usted podrá sentarse en el teatro, una vez que se le hayan mostrado los diferentes elementos de maquinaria por debajo el escenario que hace posible las funciones – los fuegos artificiales han sido eliminados para que el público no los vea, permitiendo por tanto cambios rápidos en el escenario.

Sólo hay cinco recorridos en inglés al día, y esto es porque el teatro tiene que ser protegido contra un número excesivo de gente pisando sus pisos.  Estos recorridos tienen un cupo máximo de 20 personas y es necesario reservar con antelación, ya que son muy populares. Si usted no habla Checo, sólo vaya si usted puede conseguir un recorrido en Inglés, ya que el recorrido en Checo será confuso para aquellos que no hablen el idioma.

Un recorrido por el teatro cuesta 300 CZK, más una cuota por reserva de 10 CZK para el recorrido en Inglés (250 CZK + 10 CZK para la gira en Checo). El teatro abre al público de martes a domingo, desde mayo hasta octubre y las visitas guiadas en Inglés inician a las 10:00, 11:00, 13:00, 14:00 y 15:00 hrs. Usted debe comprar su boleto en la taquilla del castillo, o llamando directamente al teatro.

 

Otros puntos de interés

Jardines del Castillo (Zámecká Zahrada). El jardín en el castillo data del siglo XVII y es uno de los rasgos característicos de todo el complejo. Tiene una longitud de 2,300 pies (700 metros) y se divide en dos partes muy distinguibles: la parte inferior es simétrica y basada en el estilo francés, mientras que la parte superior es más áspera y basada en el estilo inglés.

Centro de Arte Egon Schiele – la respetable y tranquila ciudad de Český Krumlov a principios del siglo XX no estaba preparada para ningún tipo de arte vanguardista, especialmente cualquier cosa que tenga que ver con chicas desnudas. Pero eso es exactamente lo que tienen las obras del atormentado artista austríaco Egon Schiele, cuyas pinturas, a menudo grotescas, producidas aquí, actualmente se les considera como un tesoro de la ciudad. Las pinturas que se muestran en el ‘Centro de  Arte Egon Schiele’ revelan detalles de su corta estancia en Bohemia. Él tan sólo se las arregló para pasar un año de vida pecaminosa con Wally Neuzil (una ex-modelo de Gustav Klimt) antes de que los lugareños le obligasen a abandonar la ciudad en 1911. La audacia de su estilo se desenvuelve en el centro de arte local que lleva su nombre, que sin embargo, ofrece una amplia gama de exposiciones que visitan sus salas, trátese de un texto elaborado en Checo o del video arte Ruso.

Colegio Jesuita – construido en 1588, situado en la calle Horní, con sus aleros pintorescos, pintados y esgrafiados. Egon Schiele, el pintor expresionista de Austria (1890-1918) llegó a residir a Český Krumlov en 1911, donde permaneció en una choza fría, produciendo muchas obras maravillosas, encantadoras. Durante la década de los noventa del siglo diecinueve, que solían ser medievales.

Iglesia de San Vito – se encuentra detrás de la plaza y es una construcción de principios del siglo XV con frescos modernos en el pasillo norte, la tumba de Guillermo de Rožmberk y altas bóvedas.

Iglesia de San Vito – Esta iglesia se remonta hasta el siglo XV y es uno de los lugares de interés que de visita obligada en la ciudad. En realidad, fue construida en donde estaba otra iglesia, por lo tanto, su historia se remonta un pasado aún más remoto. El principal atractivo de este lugar es el hecho de que es un excelente ejemplo de las bóvedas en red, aunque su trabajo de cantería – sobre todo en el santuario de la pared norte – también asombra a la vista. Otras áreas de esta maravillosa iglesia que indudablemente duda llaman la atención son el altar del siglo XV y las pinturas murales que se encuentran en su porche más reciente, que solía alojar la Madonna de Krumlov, pero ésta se conserva ahora en el Museo de Arte de Viena. Se puede ver una réplica en la Galería Nacional de Praga.

Latrán – Vinculado al corazón de la ciudad por un puente sobre el río Vltava, Latrán que alguna vez fuese el orgulloso hogar de los comerciantes y artesanos, que trabajaban para el castillo. La arquitectura que se encuentra aquí es impresionante en algunos lugares, con una serie de edificios Góticos y Barrocos, como el Monasterio Minorita, el Convento de las Clarisas y la fantástica iglesia. También es posible ver el único portal cercano de la ciudad, llamado el Portal de Budejovice.

Plaza Svornost – Esta plaza es el hogar de un gran número de distintos puntos de interés turístico, pero el que usted sin duda notará primero es el antiguo ayuntamiento, que se encuentra en la esquina y fue hecho en el siglo XVI con la unión de dos grandes casas. En 1716 la Columna Mariana de la Plaga fue erigida en el centro de la plaza, la cual fue hecha para dar gracias por el hecho de que la Peste Negra no llegó a la ciudad. La estatua incluye imágenes de una Virgen y de San Roque también, quien fue invocado como protección contra la peste que se extendía por Europa en aquél entonces.

Museo Seidel – Visite este museo de fotografía para aprender más acerca del fotógrafo local, Josef Seidel. En la exhibición se están moviendo las imágenes retrospectivas que retratan la vida de principios del siglo XX en las villas cercanas. Si las fotos no le dicen el relato completo, usted puede integrarse a un recorrido en Inglés. Dirección: Linecká 272, Entrada 100 CZK. Abierto al público de 9:00 am a 4:00 pm.

Museo Regional – Este museo le contará la historia del arte regional popular, sus antecedentes, muebles, etc. También hay una maqueta interesante muy antigua de la ciudad del tamaño de una habitación. Dirección: Horní 152, Entrada: 50 CZK. Abierto al público: 9:00 am al mediodía y de 12.30 a 5:00 pm Mar-Dom.

Museo de las Marionetas – Situado en la antigua Iglesia de San Jošt, esta sucursal del Teatro Nacional de las Marionetas tiene una gran exhibición de de títeres y marionetas de distintos siglos. Dirección: Latrán 6, Entrada: 80 CZK. Abierto al público: 9:00 am a 6:00 pm Abr a Ago, 10:00 am a 4:00 pm Sep y Oct.

 

Dónde comer

Cesky Krumlov está lleno de posadas medievales, conocidas por sus muebles de madera oscura y su selección de carnes asadas. Para comer truchas frescas cerca del río, y tazas de aguamiel de canela o almendra (fría o caliente) servidas en un ambiente íntimo y rústico, pruebe en Krčma U Dvou Marií. Para una tradicional comida checa a la luz de las velas, con un toque de encanto gótico, visite las catacumbas del siglo XIII en el Viejo Inn Hotel. En la Taberna Gitana (Cikánská Jizba) puede que su comida esté acompañada por música folclórica en vivo. El café Laibon es un oasis vegetariano en un mar de competidores carnívoros. Deliciosas sopas, una impresionante lista de tés, y entradas innovadoras lo convierten en la elección ganadora para el almuerzo.

Dónde comerCikánská Jizba (Dlouhá 31; platos principales 100-240Kč; abierto desde las 15 hasta la medianoche, de lunes a sábados) En la “Sala Gitana“ hay música de Roma en vivo los fines de semana, para acompañar el menú de carnes favoritas checas.

Krčma v Šatlavské (Horní 157; 120-250Kč) Es el Nirvana para los amantes de la carne, esta bodega medieval de barbacoas sirve platos calientes en un original laberinto iluminado por velas y las parpadeantes llamas de las parrillas a la vista.

Hospoda Na Louži (Kájovská 66) Nada ha cambiado en esta cervecería con paneles de madera por casi un siglo. Lugareños y turistas acuden a Na Louži para comer a lo grande y probar la sabrosa cerveza negra de la cervecería Eggenberg.

La mejor forma de conocer la belleza del centro histórico de Český Krumlov es pasear por sus pinteroscas callejuelas, observar las fachadas de varios colores de las casas burguesas, perderse en los comercios tradicionales o visitar algunos de muchos eventos culturales. 

 

Distribuyendo su Tiempo

Český Krumlov se puede explorar como un viaje de un día desde Praga, pero para disfrutar verdaderamente de lo que esta ciudad tiene para ofrecer, considere quedarse una o dos noches.

Las dos principales atracciones en Český Krumlov son el castillo y el teatro, pero sólo hay unos cuantos recorridos con en inglés (usted tiene que ir acompañado de un guía para poder entrar). Esto significa que usted debe reservar un lugar en estos recorridos tan pronto como llegue, y después pasar su día en el recorrido que usted ha reservado. Si resultase que usted olvida reservar – o simplemente no quiere hacerlo – hay muchos recorridos en Checo a lo largo del día, así que siempre puede incluirse en uno de ellos. Le brindan hojas de información en inglés.

Otro punto de interés de cualquier viaje a Český Krumlov debe ser un recorrido a remo por el río a la Abadía Zlatá Koruna, que le llevará cerca de tres horas en total. Para aquellos que buscan vistas espectaculares, suba a la cima de la Křížový Vrch (Colina de la Cruz) que le permite mirar desde arriba a esta ciudad y sus alrededores. Hay otros sitios, aunque son bastante específicos – como funciones de títeres, el museo de la tortura y el centro de arte de Egon Schiele.

Usted se dará cuenta también encontrará que son sólo estar en la ciudad representa una alegría, con noches que brindan un gran ambiente para los que quieran salir a tomar unos tragos. La mayoría de los lugares de interés de la ciudad están en servicio de 10 am a 5pm, aunque cierran los miércoles.

Si usted desea explorar Český Krumlov, le recomendamos lo haga ya sea en una excursión privada o compartida como un viaje de un día desde Praga. Una excursión privada le ofrece la máxima flexibilidad: puede elegir la hora de salida, la duración de su estancia en su destino, con posibilidad de hacer cambios (si decide quedarse por más o menos tiempo), y se puede elegir entre tener un guía experimentado en la lengua materna de usted o simplemente un conductor que le proporcione conocimientos básicos y  recomendaciones acerca del lugar. Mientras que las excursiones compartidas ofrecen menos flexibilidad, salen en las horas y días programados con un programa fijo – el precio es ventajoso, e incluye todas las tarifas. Vea más información en nuestro sitio web.

 

Festivales musicales en Český KrumlovFestivales musicales en Český Krumlov

Cesky Krumlov ofrece una serie de festivales musicales a lo largo de todo el año: el Festival de Música de Cámara, el Festival de Música Antigua, el Festival de Jazz y el gran Festival de Música Internacional. Los amantes de la opera y el ballet pueden también disfrutar de actuaciones en el teatro giratorio al aire libre de los jardines del castillo.

 

Cómo llegar

En autobús desde la estación Na Knizeci. En autobús desde Florenc o Na Knížecí el viaje lleva dos horas y media. En tren desde Hlavní nádraží lleva de tres a cuatro horas, con trasbordo en České Budějovice. Distancia: Cerca de 180 km. al sur de Praga.

Recomendación: Contrata una excursión a Cesky Krumlov online.

 

[mappress mapid=”82″]
PAT

Check Also

Terezin

Terezín es la antigua Ciudad Garrison, construida originalmente por el Emperador José II, es un ingenioso sistema de fortaleza militar para la protección del reino contra Prusia, a finales del siglo XVIII, cambió completamente y fue convertida en el Gueto Judío (y usado como campo de concentración transitorio para los judíos cuyo destino final sería el campo de concentración Nazi de Auschwitz) durante la Segunda Guerra Mundial.