Montañas Checas

La República Checa podrá no tener montañas que ostenten conglomerados de pistas de esquí, pero con lo que sí cuenta es con montañas todavía atraen a una gran cantidad de visitantes durante los meses de invierno. Los hospedajes alpinos actualizan continuamente sus equipos con el fin de ofrecer a los visitantes la mejor experiencia posible y atraer a más gente a las hermosas montañas de la República Checa.

 

Krkonoše

Krkonoše es la cordillera más famosa de la República Checa, y es el hogar de Špindlerův mlýn – una estación de esquí considerada en forma permanente como la mejor del país. Debido a esto, también se utiliza para un gran número de eventos deportivos de invierno. Pases de esquí de tres horas están disponibles para visitantes y también se pueden comprar por Internet, lo que a menudo representa un descuento. También notarás el impresionante sistema de señales electrónicas al subir por los elevadores en Hromovka y Svatý Petr, que brindan información sobre las condiciones para los esquiadores.

Montañas Checas

Šumava

Es la estación de esquí más grande y conocida en Šumava Špičák, y este conjunto vacacional fue ampliado en el último trimestre – aunque esto no vino acompañado de incremento alguno en los precios. También es posible tomar un autobús desde Praga a este complejo todos los sábados, por lo que es uno de los complejos más accesibles para los turistas. Algunos Torneos internacionales pueden verse de vez en cuando en Špičák, gracias a la reciente ampliación de las pistas.

El otro complejo esquí en Šumava es la estación de esquí Lipno, que ha tenido una serie de mejoras realizadas en los últimos años. Ahora es un complejo que está orientado principalmente a las familias con niños, así como a la instrucción de esquí. Se pueden adquirir pases para esquí y los menores de 18 años pueden obtener descuento en los precios.

 

Klínovec

Klínovec tiene un par de estaciones de esquí excelentes, la primera de éstas para familias con niños o para aquellos que quieran instrucción en esquí. El sistema de elevación también ha sido actualizado aquí recientemente, esto significa, que la pista de esquí es mucho más larga y por lo tanto más emocionante en todos los niveles.

La otra estación de esquí en Klínovec es la estación de esquí Bublava, y este es uno de los lugares más relajantes para esquiar en la República Checa – más que nada debido a que casi nunca se tiene  necesidad de algún tiempo de espera para conseguir pista. También cuenta con un parque de nieve, lo cual es perfecto para aquellos que buscan perfeccionar sus saltos y trucos. Cuando nació el término, “Klingenthal – Bublava Skiregion” también significó, estar preparando, lo cual se aplica a todo lo largo de la frontera entre la República Checa y Alemania.

 

Montañas Jizerské

Dentro de las Montañas Jizerské, la cima principal es Ještěd, que ofrece paisajes por todo el camino hasta Liberec y más allá. También es fácil llegar a la estación de esquí de Ještěd en coche o mediante  el excelente sistema de transporte público. Tal vez el aspecto más interesante de la Estación de Esquí de Ještěd es el servicio integral Skiline, ya que permite a los esquiadores el conocer la distancia que han esquiado, y también les dice cuántas veces han utilizado un funicular en especial. También hay un parque acuático, para aquellos que quieran hacer una pausa en el esquí.

La estación abre de las 8:30 am a las 4:00 pm y se pueden conseguir precios buenos al comprar un billete combinado para esquí y para el parque acuático (que abre de 10:00 am a 8:00 pm).

Para aquellos que buscan una estación más grande, el mejor lugar al cual ir es Tanvaldský Špičák, que ostenta gigantescas pistas de esquí de 6 Km, dedicadas a distintos niveles de habilidad. Tanvaldský Špičák II es el lugar perfecto para que los jóvenes aprendan también, con un funicular elevador para niños, alfombra mágica y una gran cantidad de otras instalaciones pensadas en los niños.

 

Beskids

Las montañas Beskidy demuestran que incluso en Valaquia se puede disfrutar de excelentes pistas de esquí, siendo Reka uno de los centros turísticos más populares de la zona, ubicada cerca de Třinec. También existe el centro turístico Skialpin Pustevny, que recientemente ha puesto en servicio autobuses-esquí, con el consiguiente rápido y fácil acceso de los esquiadores a la pista principal. Son aplicables descuentos para niños y mayores de 65 años de edad.

Otra estación de esquí en la zona, Razula, recientemente comenzó a ofrecer un paquete “Ski and Swim” (esquí y natación), que permite a los visitantes obtener un pase de libre acceso durante una hora a las piscinas termales que se encuentran en el Horal Wellness Hotel al hacer una reservación para esquiar. Esto significa que un día frío en las pistas se puede concluir con un relajante baño en agua salada calentada a 36 ° C.

 

Las Montañas Orlické

Las montañas Orlické cuentan con algunas de las estaciones de esquí más bellas de la República Checa, y el centro recreativo más apreciado aquí es el complejo Čenkovice. Éste ha sido galardonado con el sello de calidad “Czech TOP Resort” y también es el principal balneario de la región de Pardubice. En total hay más de 4 Km de pistas de esquí, cada una con su propio nivel de dificultad, desde principiante hasta intermedio. También hay una zona de snowboard, así como la posibilidad de esquiar por la noche – además de los funiculares elevadores tienen capacidad para dar servicio a 4,400 personas por hora, ¡por lo que nunca hay tiempo de espera!

Otro centro turístico muy cotizado, considerado uno de los mejores en la República Checa, es la estación de esquí Říčky, se encuentra en Zakletý Hill. Cuenta con instalaciones de excelencia, y es también una de las más elevadas del país, lo que implica que hay muchas pistas diferentes. También está la estación de esquí Červená Voda, que fue inaugurada recientemente y  que ha recibido muy buenas críticas. Actualmente se encuentran trabajando en la instalación de un sistema de radar, ¡que permitirá a los esquiadores saber qué tan rápido van!

 

Jeseníky

En Jeseníky se puede encontrar la estación de esquí Kouty nad Desnou, que es el mayor centro turístico de esquí alpino en Moravia. Tiene dos pistas con más de 2 Kilómetros de largo y 50m de ancho, y tiene también instalaciones excelentes, incluyendo un funicular elevador para 6 personas. También hay un buen número de restaurantes en este centro de esquí, uno de los cuales sirve un delicioso Buffet Alpino.

 

Tierras Altas de Bohemia–Moravia

El esquiar no siempre tiene que ver el descenso – algunas de las mejores rutas de esquí en la República Checa son las de campo traviesa, y  muchas de éstas se pueden encontrar en las tierras altas de Bohemia-Moravia. De hecho, hay más de 3,000 Kilómetros de rutas a campo traviesa de esquí en la República Checa, pero las más bellas se encuentran en las tierras altas. El esquí a campo traviesa también puede combinarse con esquí de descenso aquí, y existe incluso la posibilidad de hacer descensos en tabla deslizadora o en bobsled.

PAT

Check Also

Cultura Selecta Checa

Con sus producciones de clase mundial, de ballet y de música clásica, sus excepcionales e históricas sedes y los precios increíblemente económicos de sus boletos, no es sorprendente que Praga sea uno de los verdaderos centros culturales del mundo. Así que sería una pena que el visitante deje la capital Checa sin presenciar algún espectáculo. La historia musical de Praga es rica y variada. Esta ciudad no tan sólo es renombrada por ser la cuna de algunos de los más grandes compositores de la historia, incluyendo Antonin Dvořák o Bedřich Smetana, sino que también atrajo a grandes compositores extranjeros, como Wolfgang Amadeus Mozart (quien estrenó Don Giovanni en la ciudad en 1787).