Home / EXCURSIONES

EXCURSIONES

Hay muchísimas posibilidades para hacer excursiones desde Praga. Kutná Hora, un sitio reconocido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad con un Osario que está casi completamente decorado con huesos humanos no te lo debes perder, y a continuación Karlovy Vary, que es famoso por sus manantiales minerales; Plzeň y České Budějovice que son centros de productivos de la industria cervecera, y los centros vitivinícolas de Mělník que se remontan al reinado de Carlos IV. El Medieval Castillo Karlštejn y sus alrededores son impactantes durante el verano, rodeado de veredas (de senderismo) transitables bien definidas. Cerca de ahí el Castillo Křivoklát, también fue utilizado como pabellón de caza y cuenta con una gran cantidad de exhibiciones culturales a lo largo de sus amplios interiores, ubicado en una adorable zona campestre. Terezín, un campo de prisioneros donde los Judíos fueron cautivos durante la ocupación Nazi es también la perfecta opción para un día de viaje debido a su proximidad. La ciudad  medieval de Český Krumlov es uno de los destinos más populares de la República Checa y es imperdible.

 

La Región Spa Del Oeste de Bohemia

Karlovy VaryDespués de Praga, el área más visitada del país es la región spa. Poblaciones como Marienbad (Mariánské Lázně) y Karlsbad (Karlovy Vary) que ofrecen aguas curativas, agradables caminatas por el parque y una pintoresca arquitectura en el spa. A mucha gente le gusta visitarlo por su ambiente (con fuentes y bandas), para sentir su agua rica en minerales, para visitar los spas en funcionamiento, usar sus piscinas como un alivio para sus dolencias (enfermedades) o tan sólo para reposar. La más antigua es Karlovy Vary, cuenta con elegantes corredores y arquitectura del tipo ‘pastel nupcial’, aunque Mariánské Lázně es considerada más atractiva, puesto que es más verde y más calmada. Cerca de Karlovy Vary, en una villa llamada ‘Loket’, se tiene un espléndido castillo en lo alto de una colina.

La ciudad más grande de la región, Plzeň, ofrece visitas guiadas del proceso cervecero, pero además de su revelador paseo por la cervecería, no tiene mucho que ofrecer.

Viajes de un día desde Praga. Descubra la tierra Checa con lo mejor de nuestras excursiones y paseos desde Praga.

 

Sur de Bohemia

Este es como un tesoro recién descubierto en Bohemia, con castillos mágicos y pequeñas torres que se levantan en medio del campo y que se codean con los espesos bosques de las montañas Šumava a lo largo de la frontera con Austria. La pequeña ciudad de Tábor es agradable y estuvo habitada por los Taboritas en el siglo XV. Sus caminos de doble vereda adoquinada y su red de pasajes subterráneos valen la pena visitarse. Písek también es una población agradable y hace gala de un puente peatonal del Medievo, el cual, de hecho, antecede al Puente Charles en Praga. Más al sur, el área de Třeboňsko es  la zona boscosa húmeda que aloja varios lagos para la pesca ubicados en las cercanías del pequeño pueblo de Třeboň que también es de origen medieval. Cerca de ahí, la mayor de las poblaciones, Jindřichův Hradec, tiene una intrigante variedad de diseños arquitectónicos y un fantástico palacio del Renacimiento.

Ceske BudejoviceLa mayor ciudad de la zona es České Budějovice. Así como la cervecería de Budějovický Budvar, tiene una enorme plaza adoquinada y una gran torre desde donde puedes escudriñar este buen escenario. Un corto viaje hacia el sur te lleva hasta el pueblo encantado de Český Krumlov, donde los callejones medievales van a lo largo de un vaivén del río Vltava en forma de “S”. Esta panorámica se domina desde un castillo maravilloso. Debido a que se localiza en las cercanías de la frontera con Austria, ha llegado a ser un destino muy popular para quienes quieren hacer un corto viaje de un día a través de la frontera (es de gran atractivo para quienes van con su mochila al hombro), pero nada amenaza su tranquilidad, especialmente durante la noche una vez que las multitudes han desaparecido.

Cesky Krumlov

Hacia el sur de Český Krumlov, más allá del maravilloso pueblo de Rožmberk nad Vltavou, inician las Montañas de la baja Šumava. Además de poderte internar en los espesos bosques de coníferas, ya sea en bicicleta o en canoa (que puedes rentar) o a pie,  Šumava contiene muchos pequeños pueblos muy tentadores, como: Kašperské hory, Klatovy y Prachatice.

 

Norte de Bohemia

MelnikNo hay mucho por aquí, pero los atractivos que se tienen valen la pena ser visitados. A menos de una hora desde Praga, Mělník es un poblado con un gran castillo ubicado en la confluencia de los ríos Labe y Vltava. Más al norte, Litoměřice es un pueblo que ostenta una gran arquitectura Renacentista. A tan sólo unos cuantos kilómetros de aquí, se encuentra el que fuera el campo de concentración de Theresienstadt (Terezín).

Pasando las espléndidas colinas de České středohoří, el río Labe fluye a través de cierto número de zonas industriales (like Ústí nad Labem) antes de pasar por la pintoresca zona de formación arenisca de Hřensko—ideal para caminatas.

 

Bohemia Oriental

Ossuary - Kutna HoraLas formaciones de la Bohemia Oriental cambian abruptamente a partir de las planicies al este de Praga, hasta la zona de colinas en Český ráj o la extremadamente escarpada campiña de Krkonoše. Kutná Hora es un destacado pueblo medieval minero de esta zona, con una maravillosa catedral y un impactante osario—una iglesia decorada con miles de esqueletos humanos—en sus anexos conocido como Sedlec. Hradec Králové es un pueblo con una agradable plaza y un gran museo de arte. Litomyšl también es un poblado con una bella plaza arqueada y con un palacio muy amplio.

Sin embargo, es su campiña el principal atractivo: Český ráj cuenta con un majestuoso escenario de bosques y formaciones que asemejan `ciudades’ de arenisca—extrañas estructuras rocosas a las que es realmente divertido el atravesar; Adršpach, hacia el oriente, tiene más de esto. Las montañas de Krkonoše tienen lo mejor en lo que a esquiar se refiere durante los meses de invierno (especialmente en Pec pod Sněžkou y Špindlerův Mlýn) y excelentes caminatas en verano.

 

Norte de Moravia

OlomoucEl Norte de Moravia tiene la misma mala fama que el norte de Bohemia, nuevamente, debido a sus preponderantes zonas industriales. A pesar de esto, Olomouc es una fantástica ciudad con una plaza adoquinada y una encantadora catedral gótica. El Norte de Moravia posee un paisaje encantador, así como también de algunos núcleos muy distintivos: las montañas de Jeseníky cerca de la frontera con Polonia son bastante remotas y profundas, mientras que el área de Beskydy, al lado de la frontera con Eslovaquia, cuenta con gran diversidad  de patrimonio cultural.

 El gran Skanzen (museo cultural en exteriores) en Rožnov pod Radhošťem explora la intrigante historia de la villa de Moravia; la orilla Štramberk de espaldas a la ladera cuenta con casas campestres de madera originales, y Hukvaldy es una villa que cuenta con un museo en la que fuera la casa del compositor Leoš Janáček. Las montañas de Beskydy también cuentan con grandes rutas de senderismo.

 

Sur de Moravia

Ubicada en los alrededores de la segunda ciudad del país, Brno, ésta zona cuenta con una gran variedad de características, desde las agradables ondulaciones del Altiplano Occidental Checo-Moraviano (Českomorayská vrchovina) hasta los grandes viñedos del sur y los palacios del oriente con sitios de relevancia religiosa.

Brno

Aunque Brno no se puede comparar con Praga respecto al espectro de sus atractivos históricos, en verdad que vale la pena visitarla, con una combinación de plazas bien conservadas, la espléndida Catedral de San Pedro y San Pablo, el formidable fuerte Špilberk que estuvo en acción durante las invasiones Suecas del siglo XVII y durante la ocupación Nazi, y una intrigante colección de restos de ciudadanos importantes en la iglesia Capuchina que se encuentran momificados. Justo a las afueras de Brno se encuentra la zona del famoso campo de batalla de Austerlitz (conocida como Slavkov entre los Checos), donde Napoleón se impuso contra la alianza de tropas Austro – Rusas.

TelcTelč tiene una plaza encantadora y una procesión de construcciones Barrocas y Renacentistas. Se ubica en la zona de las tierras altas en las inmediaciones de la frontera con Bohemia. Al sur, se tiene el centro vitivinícola de la República Checa ubicada cerca de  la frontera con Austria, con festivales en otoño y verano que tienen lugar en poblados como Mikulov y Znojmo y encantadores palacios como Valtice y Lednice. Hacia el oriente, la cultura y el paisaje se desplazan a lo largo de Slovakia. Sobresalen las zonas eclesiásticas, como Velehrad, que recibe importantes peregrinaciones, mientras que Kroměříž es la población sede de los respetables jardines y palacio del arzobispado.

PAT