Home / Puntos de Interés / Sinagogas de Praga

Sinagogas de Praga

El área del barrio judío de Praga forma el Cementerio judío antiguo, el ayuntamiento, sala de ceremonia y seis sinagogas: Viejo-Nueva, de Pinkas, de Maisel, Española, de Klaus y Vysoká. El barrio judío se fundó en el siglo XIII pero en su aspecto actual intervino por gran parte la gran reconstrucción de saneamiento en las postrimerías de los siglos XIX y XX. A pesar de que se pudieron conservar solamente algunos monumentos importantes de la historia de muchos siglos de los judíos de Praga, forma el conjunto mejor conservado de monumentos judíos en Europa.

 

La Antigua-Nueva Sinagoga

Conocida como la más Antigua sinagoga de Europa, esta construcción data del siglo XIII y era el principal centro de trabajo de la comunidad Judía. Además de ser un sitio importante, es también una de las más hermosas edificaciones de Praga. El edificio cuenta con dos naves divididas por pilares encima de las cuales descansa un sistema de bóvedas único de cinco nervaduras. El púlpito se encuentra al centro de la sinagoga detrás de una reja de hierro del siglo XV. Se encuentra flanqueado de palcos para los altos miembros de la comunidad Judía. Uno de los lugares está decorado con la Estrella de David, donde se dice que el legendario  Rabino Low acostumbraba sentarse. Los cinco libros de Moisés, conocidos como El Torah descansan sobre el bimá que mira hacia el este. La construcción no siempre fue como lo es ahora. En el siglo XIV, una antesala de entrada fue añadida alojando tesoros para los cobradores de impuestos. Para pasar de la Sala de entrada hacia la sala principal, uno pasa por debajo de un relieve con el tema de hojas y uvas. Las doce ramas simbolizan las doce tribus de Israel brotando del un arbusto. La sinagoga es también el escenario de numerosas leyendas y es la única sinagoga de Praga donde aún se llevan a cabo celebraciones religiosas.

La Antigua-Nueva Sinagoga

La Alta Sinagoga

Ubicada frente a la Antigua-Nueva Sinagoga, fue construida al mismo tiempo que el Ayuntamiento del Barrio Judío a finales del siglo XVI. En un punto ambos edificios quedan unidos gracias a una entrada del primer piso, pero fue bloqueada desde el final del siglo XIX. También era un lugar donde los miembros de la comunidad Judía acostumbraban reunirse, pero ahora se usa como sala de exhibición que aloja textiles del Museo Judío.

 

Sinagoga Klaus

Esta sinagoga es una edificación pública que recibe su nombre de tres construcciones más pequeñas que la conforman llamadas Klauses. Una de tales construcciones  alojaba a la Escuela Talmúdica, la segunda era una sinagoga y la tercera un hospital. El interior del edificio está hecho de un precioso trabajo en estuco, tiene un techado cilíndrico con cuatro pares de lunetas. Ahora, la sinagoga aloja la exhibición de impresos y manuscritos Hebreos que rastrea la historia de los Judíos en Europa que se remonta hasta la Edad Media. Hay muchas leyendas que rodean a este edificio incluyendo la que dice que los ángeles acarrearon las piedras de las que está hecho y que lo han protegido desde entonces incluyendo su sobrevivencia a dos incendios.

 

Sinagoga Pinkas

Nombrada en honor del rabino que la estableció, esta sinagoga data del siglo XV. Ahora está dedicada a las víctimas Judías de Bohemia y Moravia durante el Holocausto. El interior contiene los nombres de 77,297 personas que perdieron sus vidas en manos de los Nazis. Durante su vida, la construcción ha sido reconstruida varias veces debido a un gran número de inundaciones.

 

Sinagoga Maisel

Esta sinagoga fue construida por Mordechai Maisel como un lugar de trabajo privado. Maisel era el líder de la comunidad Judía en esos tiempos y como resultado se le otorgó un permiso especial del emperador para construir la sinagoga. Debido a que Maisel era uno de las personas más ricas de la época, él no sólo construyó la sinagoga, sino que pavimentó las calles del Barrio Judío y amplió un hospital. En cierto momento, fue la más grande sinagoga de Praga, pero obtuvo su apariencia actual a partir de una remodelación durante el siglo XIX. Mientras la región se encontraba bajo la ocupación Nazi, la sinagoga almacenaba pertenencias Judías robadas y ahora aloja numerosas piezas del museo Judío.

 

Antiguo Cementerio Judío

Ubicado junto a la Sinagoga Klaus, es de gran importancia aunque no se sabe con exactitud cuando fue inaugurado este cementerio. El cementerio ahora esta clausurado, pero las lápidas más antiguas datan de 1439 y también es la morada de descanso final de Avigdor Kara quien vivió en 1389. Desde entonces, estuvo en uso hasta 1787. Debido a que la comunidad Judía sólo tenía un cementerio para su uso, agotó rápidamente su espacio y los Judíos tuvieron que comenzar a sepultar una gente sobre la otra, en varios niveles. Se estima ahora que hay  80,000 tumbas en doce niveles bajo un total de doce mil lápidas. En muchas de tales tumbas no sólo se muestra el nombre del difunto, sino que también muestra algunos hechos sobre de este también. Muchas de las cuales tienen emblemas que simbolizan los diferentes clanes, ocupaciones y nombres. A diferencia de otros cementerios Judíos, este tiene relieves que describen formas humanas. Estos no son muy comunes debido a la ley sagrada que dice  que el replicar a la gente es un arrogante intento de imitar el trabajo de Dios. Como resultado, tiene que haber un cierto número de imperfecciones a fin de que los artistas esquiven la ley.

Antiguo Cementerio Judío

PAT

Check Also

Puente de Carlos

El Puente de Carlos, del siglo XII, está casi siempre repleto de turistas y checos por igual, especialmente durante los meses de la primavera y el verano. El Puente de Carlos seguramente figura entre las atracciones turísticas más importantes de la ciudad y debería ser el primer sitio de tu lista de lugares para ver.