La Época Dorada de Carlos IV

En 1306, Juan de Luxemburgo fue elegido rey de Bohemia, principalmente gracias a su matrimonio con una princesa Přemyslida y del hecho de que él fuera hijo de Enrique VII, Emperador del Sacro Imperio Germánico Romano. Rara vez se le encontraba en Praga, pero a pesar de esto, se convirtió en una figura legendaria después de su muerte. Esto se debe a que, a pesar de que estaba prácticamente ciego, luchó hasta la muerte al lado de los franceses en 1346, en la batalla de Crécy.

Junto a Juan en la lucha estuvo Carlos (nacido Václav) – un hombre que habría de a convertirse en uno de los líderes más famosos de Bohemia. Después de que fue elegido como rey, también fue elegido como el Emperador del Sacro Imperio Germánico Romano, y elevó a Praga como capital imperial. También le dio a Praga la categoría de Arzobispado, para luego también iniciar la construcción de una catedral en la ciudad, que tendría el nombre de San Vito. Al tiempo que fundó la primera universidad de Europa Central, La Universidad Carolina. Algunos más de sus logros incluyen la fundación del Barrio Nuevo, la construcción de El Castillo de Karlštejn (diseñado para albergar las joyas de la corona) y la reconstrucción de Vyšehrad y parte de las fortificaciones medievales.

En 1378, Carlos murió y todo comenzó a desmoronarse. Le sucedió su hijo, Wenceslao IV, que fue un gobernante mediocre, que permitió el aumento de las tensiones sociales y religiosas, y esto llevó a Praga a un sufrimiento tanto en lo económico como en lo cultural. También permitió que el auge del predicador Checo Jan Hus, fuera en aumento.

Check Also

La Caída del Comunismo

El legado del comunismo aún perdura en muchas de las vidas, corazones y mentes en La República Checa y aún afecta la psicología de la gente, así como en las condiciones económicas y sociales del país. Resulta evidente que el comunismo fue algo que arrebató muchas cosas en la vida de la gente Checa, muchas de las cuales aún se están tratando de integrar a sus vidas – en un proceso que tardará mucho en terminar.