Caminata del Puente Charles hacia la Plaza del Barrio Antiguo

Mientras que muchas ciudades Europeas fueron dañadas, algunas veces hechas escombros por un desastre o conflicto – inclusive la Segunda Guerra Mundial – Praga ha sido más afortunada. Al ver a través del Vltava desde su margen este hacia el Castillo, muchos dicen  sentirse como en un cuento de hadas.

El Barrio Antiguo de Praga es un asentamiento medieval, secundado después por el Barrio Nuevo de Carlos IV en el siglo XIV, transformando a Praga en la tercera ciudad más grande de Europa en aquellos tiempos. Aunque su alias ‘la Ciudad Dorada’ se atribuye a las impresionantes vistas de Praga cuando ésta atrapa los rayos del sol, su origen es mucho más práctico. Se acostumbraba almacenar  las reservas de oro de la ciudad en la parte superior del techo del Castillo de Praga.

Conforme Praga se desarrolla en el siglo XIX, se encuentra forjando su propia identidad moderna. Un primer ejemplo de esto es la Casa de la Danza, también conocida con el de manera cariñosa como el Edificio de Fred y Ginger, que da la ilusión de colapsarse sobre las orillas del Vltava, por el lado de Jiráskův.

1.  Comienza en el extremo oeste del Puente Charles en Malá Strana (significa ‘Pequeño Cuarto o Pequeño Barrio’). Es hora que te dispongas a conocer la mayor atracción turística de la ciudad. Viendo los demás puentes que atraviesan el Vltava en la actualidad, es difícil creer que el Puente Charles era de hecho el único que hubo hasta 1841. Desde que se terminó al inicio del siglo XV, puedes imaginar lo concurrido que estaría – atestado de comerciantes y sus mercancías, recorriendo su camino del Cuarto Pequeño al Barrio Antiguo. A pesar de la cantidad de alternativas para cruzar el río en la actualidad, el Puente Charles  permanece tan activo como siempre lo fue.

2.  Conforme ejercitas tu paso a través de fotógrafos, entretenedores y vendedores callejeros, (a menos que te las arregles para levantarte al amanecer y evitar la prisa), trata de caminar por uno de los costados, cada uno de los cuales está cubierto  con estatuas de santos estilo barroco. Las estatuas originales se incluyeron en el Puente a principios del siglo XVIII, aunque todas ellas han sido reemplazadas por réplicas. En especial, pon atención en la figura de San Juan Nepomuceno, quien fue arrojado al río y muerto por órdenes del Rey Wenceslao en 1393. Se dice que si tocas la placa dorada en la base de la estatua, tendrás buena suerte. Siente la libertad de hacer fila entre los turistas supersticiosos y ver si funciona.

3.  Conforme te acercas al otro extremo del Puente, no dudes en disfrutar un poco de la música al aire libre, y de reírte de algunas de las caricaturas que se trazan a lo largo del camino, alcanzarás la Torre en el Puente del Barrio Antiguo.  Al igual que la Torre de Pólvora en Náměstí Republiky, era parte del amurallado del Barrio Antiguo. Y a pesar de sus fines prácticos, el decorado de estilo Gótico es la causa de que esta construcción esté considerada como una de las más impresionantes de su tipo. Ve hacia arriba mientras que pasas por su pasillo y te maravillas con sus murales del siglo XIV.

4.  Saliendo de la Torre del Puente hacia tu izquierda está la Iglesia de San Francisco Serafín – muy a menudo se le ignora debido a que se encuentra rodeada de muchas otras estructuras históricas. Pertenece a la Orden de los Caballeros de La Cruz con una Estrella Roja, y fue fundada por Santa Inés de Bohemia 1233. Donde se encontraba el monasterio hospital es ahora el espacio de exhibición de un fragmento del Puente Judith, que estaba en el lugar del Puente Charles hasta 1342.

5.  Cruzando Křižovnická y dirigiéndose hacia Karlova, estarás dispensado por pensar que esta calle ha sido arruinada por la acumulación de tiendas de souvenirs  y restaurantes de goulash con sobre precio. Una inspección más a fondo, sin embargo, revela vestigios de la historia, uno de los cuales se encuentra en el domicilio 188/4. Este era el antiguo hogar de Johannes Kepler, el matemático y astrónomo Alemán. Kepler elaboró las leyes del movimiento planetario en este preciso lugar. Conforme la calle desemboca en Liliova, llegarás hasta la antigua botica U zlaté studně (En el Pozo Dorado), que se encuentra adornada con los rostros de loa sanadores de la plaga, San Sebastián (izquierda) y San Roque. Si esto captura tu interés, considera el visitar el monumento a la plaga ubicado un poco más allá, hacia el sur por el borde este.

6.  Dando vuelta hacia los arcos del muro norte de la plaza te encontrarás en los terrenos del Clementinum, la cual actualmente aloja a la Biblioteca Nacional de La República Checa. Su nombre  se deriva de la capilla de San Clemente, la cual originalmente se encontraba en este sitio. Desde entonces, el área alojaba un monasterio Dominicano, un colegio Jesuita, y después, un observatorio. El Clementinum es mencionado en El Milagro Secreto de Jorge Luis Borges.

7.  Conforme cruzas los terrenos del Clementinum y pasas por un arco de salida, saldrás hacia  Mariánské náměstí. Directamente frente a ti está el Ayuntamiento de Praga, hogar del alcalde de la ciudad, y a tu izquierda, la Biblioteca de la Ciudad de Praga,  en su parte superior puedes apreciar sus estatuas que representan las distintas materias académicas. Un pequeño oasis de calma entre el Puente Charles y la Plaza del Barrio Antiguo, puede haber algo tenebroso en Mariánské náměstí, especialmente de noche. Tal vez tenga que ver con el constante y moderado chorro de agua que emana de la estatua de una niña en una esquina de la Plaza. O bien, podría ser la negra figura en armadura a la izquierda del Ayuntamiento. Se trata del Caballero de Hierro –un personaje maldito quien se dice vuelve a la vida cada  100 años y se aparece en las calles, buscando vírgenes.

8.  Teniendo aún al Ayuntamiento frente a ti, dobla a la derecha hacia Husova, el sitio más interesante ahí es el Palacio Clam-Gallas, construido por el arquitecto italiano Domenico Canevale. El peso de todo el palacio parece estar sostenido por dos gigantes de piedra, con sus esculpidos músculos tensados para siempre. Para el siglo XVIII, Clam-Gallas era el escenario de muchos fastuosos conciertos, dos de los más recordados son aquellos realizados por Mozart y Beethoven. Un poco más adelante por la calle está a tu izquierda la Iglesia de San Gil, en cuyo exterior alguien sin lugar a dudas te extenderá algún volante hacia tu mano, promoviendo un concierto clásico.  Uno de los principales predicadores de esta iglesia fue Jan Milíč of Kroměříž, un líder precursor de la Reforma Pre-Husita.

9.  De hecho esta área es rica en historia Husita, y como habrás podido deducir, Husova recibe su nombre por el nombre del reformador religioso Jan Hus. La razón para esto es que  Hus alguna vez predicó en la Capilla de Belén, la que podrás encontrar en Betlémské náměstí, a la derecha justo antes que encuentres el final de Husova. Aún cuando la construcción puede recibir hasta 3,000 personas, jamás ha recibido la denominación de ‘iglesia’. Cuando Hus fue  excomulgado en 1412, el Papa ordenó que la Capilla de Belén fuera derribada, pero esto fue totalmente ignorado por el consejo del Barrio Antiguo, así que es a ellos a quienes hemos de agradecer su existencia en nuestros días.

10.  Dirigiendo tus pasos de nuevo hacia Husova, y mirando hacia arriba, tu corazón puede dejar de latir por un instante al ver a un hombre suspendido al borde del edificio. No temas – no es un intento de suicidio, ni un trabajador en peligro – es una obra de arte del rebelde escultor Checo David Černý. En una inspección más detallada, la estatua muestra un extraordinario parecido con Sigmund Freud. Si a ti te gusta el estilo de Černý, se te recomienda buscar otras de sus obras, que incluye un par de estatuas autocomplaciéndose sobre una base con la forma de la República Checa a las afueras del Museo Franz Kafka, y un grupo de gigantescos bebés sin rostro escalando los pilares de Torre de Televisión Žižkov.

11.  Sigue la calle de Skořepka hasta Uhelný trh (esto se traduce como el mercado de carbón, que es exactamente lo que este solía ser). Si se te antoja el recompensarte con una copa de buen vino Moraviano, toma una brusca desviación hacia Michalská, donde descubrirás un cúmulo de bares que cobran vida todos los días de la semana con los rasgueos de la guitarra y sus lugareños ligeramente alcoholizados. Si vas allí en el momento oportuno del año, podrías también conocer el legendario burchak, una bebida nubosa hecha con las primeras uvas de la cosecha. Como alternativa, cruza Uhelný trh hacia Havelská, elige un souvenir de tu paseo en el mercado de pulgas, y ve a la izquierda hacia Melantrichova, que te llevará por todo el camino hacia La Plaza del Barrio Antiguo.

 

 

Este paseo puedes recorrerlo por tu cuenta (paseo auto-guiado), o te podemos gestionar un guía profesional en Castellano. El guía del paseo puede ajustar esta caminata a tus necesidades especiales, por ejemplo al recomendarte un lugar para hacer la pausa del almuerzo, o bien un crucero por el río o un viaje por tram si te cansaste de caminar, etc. El/la guía puede recogerte en tu hotel, o puedes acordar el reunirte en cualquier lugar de la ciudad. Envíanos por email tus datos para que te coticemos nuestros precios.

PAT

Check Also

Tour Panorámico en Coches de Época

Un par de agencias ofecen un tour alrededor de la ciudad a bordo de coches Checos de época que resalen a finales del 1920 y principios de los años '30. Existen diferentes puntos a lo largo de la ciudad donde se puede acceder a estos coches; los tour parten según la disponibilidad o cuando ustedes lo soliciten, siempre que sean un número de personas suficientes. Los tour duran aproximadamente 40 minutos.